BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha acusado al Gobierno central de “esquivar el Concierto” al calificar como prestación patrimonial el impuesto a la banca y a las energéticas, lo que supondría que Euskadi no percibiría los recursos recaudados.

En una rueda de prensa en Bilbao para presentar el Informe Anual de la Economía Vasca 2021, Azpiazu se ha referido al hecho de que el Gobierno haya utilizado la figura de prestación patrimonial para los anunciados impuestos a la banca y las empresas energéticas.

El consejero ha explicado que el Gobierno justifica las medidas en base a los crecimientos de beneficios obtenidos por las empresas del sector financiero y energético, pero, “curiosamente” entendiendo “todo el mundo que debiera ser un impuesto”, lo llaman “una prestación patrimonial”.

“Hacen un arte de birlibirloque y justifican toda su actuación en que las empresas tienen muchos beneficios y luego dicen esto no es un impuesto es una prestación patrimonial. Eso significa algo que nos preocupa bastante que, al no ser un impuesto, no es algo ni que haya que concertar”, ha añadido.

Además, ha manifestado que en Euskadi, aunque las empresas o los ciudadanos vascos paguen esa prestación patrimonial, “no van a quedar esos recursos” en el País Vasco.

“Nos preocupa que hayan esquivado, de esta manera, el Concierto económico y creemos que esto no es razonable”, ha asegurado. El consejero vasco espera que ello se pueda “corregir” en la tramitación parlamentaria a través de las enmiendas y que se “encauce como debe ser esta cuestión”.

A su juicio, no es “razonable” que, “aunque se llame una prestación patrimonial”, las empresas con domicilio en Euskadi paguen y el País Vasco “no tenga ningún rendimiento”.


- Te recomendamos -