Educación recibiría un 5% de la riqueza y un 2% a protección social

SEVILLA, 18 (EUROPA PRESS)

El programa del PSOE de Andalucía para las elecciones de 19 de junio al Parlamento de Andalucía incluye un apartado bajo el título ‘Mis diez primeras decisiones’ que adoptaría su secretario general y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, en caso de convertirse en presidente.

El segundo punto de ese decálogo de medidas aboga por elaborar de la mano de agentes sociales y económicos ‘Un pacto social feminista y de progreso’, que se traduce en la pretensión de destinar un 14% del PIB andaluz “por ley” a las siguientes políticas: un 7% a sanidad; un 5% en educación y en protección social, incluida vivienda, un 2%.

“Blindar la inversión social es la mejor política feminista”, es la conclusión del programa socialista.

Espadas ha presentado este miércoles el programa en Sevilla en un acto donde le han precedido las intervenciones de la vicesecretaria general del PSOE-A, Ángeles Férriz, y el secretario de Transformación Económica y Digital, Gaspar Llanes.

La primera medida que se propone Espadas de ser presidente de la Junta de Andalucía es elaborar ‘un Plan de Recuperación, de Transformación y Resiliencia de Andalucía’ que sea el vehículo para movilizar “los 10.889 millones de euros de fondos europeos que Andalucía tiene asignados” con los que el PSOE pretende “resetear el mercado laboral para reducir la precariedad laboral, la estacionalidad y el paro estructural”.

En este ámbito la aspiración del PSOE es “reducir la tasa de paro en la siguiente legislatura”. La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2022 señala que la tasa de paro de Andalucía es de un 19,43%.

En sus palabras en el acto el líder de los socialistas andaluces ha situado el empleo como “eterna asignatura pendiente” de la región, un ámbito donde ha considerado que “en estos momentos estamos estancados” por lo que ha abogado por una meta general como es “poner a esta tierra donde debe estar”, mientras que ha remachado que el propósito de rebajar la tasa de paro a la mitad es “alcanzable”, aspiración que ha considerado posible a través de hechos como “la caída de la natalidad, el acceso de los jóvenes a su primera oportunidad laboral, por yacimientos de empleos que no se encuentran, por el dinero europeo y la alianza con la iniciativa privada”.

Siguiendo con el empleo la tercera medida socialista en la Junta de Andalucía sería ‘el programa de primera oportunidad de juventud’, ya avanzada por Espadas el pasado año, que se traduce en un “derecho al primer empleo” para lo que prevé movilizar 2.000 millones de euros, que contempla un plan de choque formativo de la juventud para incrementar las plazas de formación profesional.

En cuarto lugar figura un ‘Pacto social por la sanidad y los cuidados’, dentro del cual prevé medidas como establecer un máximo de 48 horas para tener cita en Atención Primaria, la reducción de las listas de espera y la recuperación de los 8.000 despedidos de los 20.000 profesionales que contrató el gobierno de PP y Cs para afrontar la pandemia de coronavirus.

En el ámbito de educación, quinta medida de las diez primeras que adoptaría Espadas como presidente de la Junta, pretende universalizar la educación infantil de 0 a 3 años, bajar las ratios en cinco alumnos, un programa de apoyo extraescolar en horario de tarde y un programa de alfabetización digital y la derogación del nuevo sistema de financiación de las universidades.

La sexta iniciativa socialista sería aplicar la Ley de Vivienda del Gobierno de España para que “la juventud pueda optar a alquileres asequibles” y añadir 4.000 viviendas al alquiler al parque público de viviendas.

Los puntos séptimo y octavo del decálogo socialista de medidas apuntan al impulso de la ‘Agenda feminista de Andalucía’ para tener “una sociedad más justa y paritaria sin violencia”, así como plantea una ‘Alianza andaluza contra la pobreza y la exclusión’, donde señala metas como “eliminar la pobreza infantil estructural y e incrementar la renta de los barrios más empobrecidos”.

El decálogo socialista de primeras medidas quiere un ‘Plan para el reequilibrio territorial de Andalucía’, con aspiraciones como “garantizar la prestación de servicios públicos en todo el territorio” y que los ayuntamientos gestionen el 30% de los fondos europeos asignados a la Junta de Andalucía, y lo cierra con la idea de que las entidades financieras trabajen en tener “mecanismos de atención personalizada” para los clientes que “por edad o capacitaciones digitales así lo soliciten”.

“SI ALGO ME HE DEDICADO HA SIDO A PLANIFICAR PARA GESTIONAR BIEN”

Espadas, quien ha sostenido sobre su trayectoria profesional que “si a algo me he dedicado ha sido a planificar” y ha reivindicado que “para gestionar bien hay que planificar bien”, ha defendido el proceso de elaboración del programa socialista para las elecciones de 19 de junio bajo el procedimiento descrito como “escucha activa”.

Tras defender “el cambio en el manual de estilo del proceso y de la metodología de trabajo” para hacer el programa, el líder de los socialistas andaluces ha sostenido que “el mensaje que queremos trasladar” es que “las siglas son éstas, el PSOE de Andalucía”, mientras que ha reivindicado que “nos presentamos para ganar, gobernar, tirar del carro, para poner esta tierra donde debe estar”.

Al peso de las siglas socialistas ha contrapuesto que “el PP parece haber decicido no enseñar las siglas, en los atriles no aparece PP, sí el nombre de su candidato”, en referencia a Juanma Moreno, y concluir que a “a mí me daría pudor” para trasladar su convencimiento de que “no me presento solo con mi nombre, sería incapaz de hacerlo mejor que mi equipo”.

“EL GOBIERNO ALTERNATIVO A LA IZQUIERDA HA GENERADO FRUSTRACIÓN”

En su diagnóstico de Andalucía, Espadas ha sostenido que “el gobierno alternativo a la izquierda ha generado frustración, descontento”, que ha trasladado en “cierta apatía por las políticas públicas en Andalucía”, y sostener seguidamente que “Andalucía no está para apatías”, por lo que ha reclamado que “Andalucía quiere más, no es suficiente conformarse con la Andalucía que tenemos”, con la conclusión de que “hay que votar al que quiere y pueda hacerlo muy bien”.

El secretario general del PSOE-A ha trasladado que “Andalucía tiene reto descomunal” tras argumentar que “hemos parado la máquina que creció más que la media de España”, al tiempo que ha apuntado que el peso de la industria en el PIB autonómico ha caído por debajo del 10%, que “no convergemos desde hace unos años” para instar a llegar a la meta del 75% de la renta media comunitaria.

Espadas, quien ha afirmado que “nos tenemos que plantear reformas estructurales, de calado”, entre las que ha incluido el modelo de Administración pública, ha sostenido que el programa socialista para las andaluzas está “vivo”, por lo que ha instado a que “llaméis y lo mejoréis”, y ha demandado contar con “un PSOE fuerte, unido, capaz de mover a la sociedad”, por cuanto la movilización del electorado supondrá que “si votamos, ganamos, quien gana es Andalucía, si gana Andalucía va a ganar el PSOE”.


- Te recomendamos -