BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha iniciado la campaña de prevención de incendios en el Parc Natural de la Serra de Collserola y los bosques metropolitanos esta semana y se prevé alargar hasta finales de agosto.

La campaña consiste en una vigilancia activa sobre el territorio con la función de alertar precozmente de una columna de humo y avisar a los servicios correspondientes para apagar el fuego y evitar la propagación, ha explicado el ente metropolitano en un comunicado.

El dispositivo está formado por 13 torres de vigía, un equipo de apoyo móvil que patrullará por los caminos del parque y una central de comunicaciones situada a la sede de los servicios técnicos del parque.

El periodo de vigilancia activa entra en funcionamiento los meses de mayor riesgo (junio y agosto) los siete días de la semana en horario de mañana y tarde, con un equipo de 32 personas.

Como novedad de este año, el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès hará una prueba piloto que consistirá en incorporar agentes cívicos en el entorno de Collserola que informarán a los visitantes y explicarán posibles restricciones y medidas vigentes.

La campaña de este año inicia con unas condiciones meteorológicas “no muy favorables”: el balance hídrico es negativo, y desde inicio de año solo ha llovido 117 milímetros, un 37% menos de lo previsto.

Además de esta campaña, durante el invierno se han llevado a cabo diferentes actuaciones en los espacios forestales y en la red de caminos para reducir el riesgo de incendio y facilitar las tareas de extinción.

La media de hectáreas quemadas por incendio en los últimos 30 años es de 0,74 y esta cifra se reduce a menos de la mitad si se repara en la última década: en los últimos 10 años se han quemado 0,30 hectáreas por incendio.


- Te recomendamos -