MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Unificar el material de las redes y artes de pesca facilitaría su gestión, tratamiento y reciclado, según un estudio realizado por CEPESCA, que pide un protocolo común de gestión de este residuo en todos los puertos para incrementar tanto las garantías de su correcto tratamiento como las cantidades de material gestionado.

La conclusión forma parte del proyecto RED-USE ‘Hacia un sistema de gestión responsable de artes de pesca’ impulsado por CEPESCA y cuyos resultados han sido presentados esta semana en una reunión en la que han participado los sectores interesados.

Durante la jornada se expusieron los contenidos de la Directiva Europea (UE) 2019/904 del Parlamento Europeo y el Consejo y su transposición incluida a través de la futura nueva ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular, que se encuentra en fase de tramitación parlamentaria en el Senado.

Los resultados reflejan que las artes de pesca de nylon serían a priori más fácilmente reciclables termo-mecánicamente que las de polietileno de alta densidad (HDPE), siendo para estas últimas el procedimiento químico el más adecuado para su reciclaje.

De acuerdo con el ‘Análisis de la composición, resistencia y durabilidad de artes y aparejos de pesca empleados por la flota pesquera española’ –que se centró en identificar de manera química las muestras y evaluar su grado de degradación en función de las características físicas y químicas–, “los materiales más empleados en todas las artes utilizadas son de la familia de las poliamidas (nylon 6 y nylon 66), así como poliolefinas de tipo polietileno de alta densidad (HDPE).

Además, el estudio añade que la estructura química de los polímeros de tipo poliamida resultan a priori más estables frente a la degradación que los materiales de HDPE.

No obstante, las artes de nylon serían a priori más fácilmente reciclables termo-mecánicamente que las de HDPE. En cuanto al HDPE, concluye que el reciclado más adecuado sería el químico.

El proyecto RED-USE de Cepesca ha sido realizado en colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

El objetivo del proyecto era lograr una propuesta de gestión sostenible de los residuos derivados de redes y aparejos de pesca, así como facilitar la comprensión de los desafíos futuros que la futura nueva ley de residuos y suelos contaminados representa para los productores de artes de pesca. La iniciativa buscaba también la implicación de todos los actores del sector pesquero en esta cuestión.

En primer lugar se realizó un diagnóstico de la situación de los problemas derivados de la gestión de los residuos de redes y artes de pesca; a continuación se realizó un estudio científico/técnico de la composición, resistencia y durabilidad de las artes seleccionadas; y después se propuso un protocolo de gestión de redes y aparejos de pesca.

El proyecto, en su ‘Informe de Caracterización Técnica de Artes y Aparejos de Pesca Empleados en los Puertos Españoles’, generado con información recopilada en puertos pesqueros, concluye que “no existe un protocolo común de gestión” de modo que “cada puerto” cuenta con distintos sistemas e incluso los hay sin ningún plan de gestión.

Así, CEPESCA defiende que contar con un protocolo común de gestión de artes y aparejos de pesca descartados “aumentaría la garantía de una correcta gestión de estos residuos, así como la cantidad de material gestionado”.

Por otro lado, dicho informe admite que el reciclaje y la reutilización de ciertas artes “supone un gran desafío” al estar compuesto por materiales complejos, principalmente en pesca de arrastre donde priman los compuestos de distintos polímeros y elementos como el plomo.

Sin embargo, refleja que otras, como las redes de enmallo, facilitan su reciclaje y reutilización por las fibras del mismo material (poliamida) de las que se componen.

Por ello, de cara a la futura implantación de la responsabilidad ampliada del productor que contempla la futura ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular, la utilización de artes y aparejos de pesca producidos con un mismo material “facilitaría una reutilización o reciclado, permitiendo avanzar hacia la economía circular en los artes de pesca”.

El proyecto también ha establecido una hoja de ruta para lograr implantar el protocolo propuesto de gestión de redes y aparejos de pesca descartados en los puertos españoles.

Finalmente, Cepesca informa de que la propuesta de protocolo se sometió a consulta y validación de los agentes sectoriales que concluyeron la necesidad de adaptar el mismo modelo y que este tenga en cuenta la “imprescindible” figura del montador de redes junto con la múltiple composición de las redes y aparejos.