VALÈNCIA, 14 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Miembros del Festival de Sant Antoni Abad ha informado al Ayuntamiento de Riba-Roja del Túria (Valencia) su decisión de suspender los actos tradicionales conmemorativos de esta festividad, debido al incremento de la incidencia acumulada de la COVID-19 y a la necesidad de evitar cualquier riesgo de contagio.

“El gran problema nos lo planteaba la bendición porque se acumula mucha gente con sus animales, además de los carros y caballerías que llegan de Vilamarxant y la Pobla de Vallbona (Valencia)”, explica el portavoz de la entidad, José Barea. Los festeros han concluido así que no son suficientes para controlar el recorrido y los accesos del pasacalle de la bendición con garantías, aunque sí se mantiene la misa en honor al santo.

En concreto, el programa de actos contemplaba la ‘plantà’ de la hoguera este fin de semana y la bendición de animales el próximo domingo 23. Iban a montar la estructura de caña que mantiene la hoguera y vestirla con la parte de ramas de olivo que lleva para el domingo cubrirla totalmente con ramas de murta.

A pesar de la suspensión de estas actividades, sigue vigente la misa en honor al santo del lunes 17. Su celebración está prevista a las 19 horas en la iglesia Asunción de Nuestra Señora de Riba-roja, sin el habitual pasacalle posterior que se hacía desde la puerta de la iglesia hasta la hoguera.

Como alcalde, Robert Raga muestra su “total respeto” con las decisiones adoptadas y reitera su compromiso con la asociación, así como con cualquier necesidad y con todo el tejido asociativo y festivo del pueblo.

“Sabemos del esfuerzo en materia sanitaria que están haciendo nuestras asociaciones con las que estamos firmemente comprometidos y siempre a la escucha, y agradecemos que sumen al esfuerzo que también realiza este ayuntamiento para limitar los efectos de la actual pandemia”, afirma en el comunicado municipal.