Aboga por que el nuevo marco parta de normas más sencillas y diseñadas sobre variables menos volátiles y más orientadas al medio plazo

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) respalda el impulso de un nuevo marco fiscal europeo adaptado a las condiciones específicas de cada país y articulado en torno a un ancla de deuda, una regla de gasto, una cláusula de escape y un papel reforzado de las Instituciones Fiscales Independientes (IFIs) nacionales.

Así se recoge en el documento publicado este viernes por el organismo independiente español en el que incluye su contribución a la consulta pública sobre la reforma del marco fiscal europeo, que presentó el pasado mes de diciembre a la Comisión Europea (CE).

La AIReF realiza una serie de consideraciones con el objetivo de que el sistema de reglas fiscales se convierta en elemento esencial para lograr la sostenibilidad de las finanzas públicas y un crecimiento sostenible.

En primer lugar, destaca la conveniencia de aclarar las normas que se aplicarán a los Estados miembros a partir de 2023, para que la estrategia presupuestaria que se ponga en marcha este año pueda ser consistente con esos requerimientos.

Además, hace hincapié en la necesidad de que el nuevo marco fiscal proporcione una mejor orientación para la política fiscal, basada en normas más sencillas, diseñadas sobre la base de variables menos volátiles y más orientadas al medio plazo.

En lo que respecta al diseño del futuro marco, la AIReF respalda el consenso que está surgiendo entre los expertos y que supone articular el marco fiscal en torno a un ancla de deuda a largo plazo, una regla operativa de gasto y una cláusula de escape cuya activación permitiría una política fiscal estabilizadora en el corto plazo.

QUE LOS PLANES FISCALES REFLEJEN LOS COMPROMISOS DE LEGISLATURA

La AIReF señala que los planes fiscales de medio plazo deben reflejar los compromisos políticos de la legislatura en lo que respecta al gasto primario neto. Estos últimos deberían establecerse tras una evaluación general de la situación subyacente de las finanzas públicas, la posición cíclica, los futuros retos de sostenibilidad y las reformas o inversiones con un claro vínculo fiscal.

Según la AIReF, son “evidentes” las sinergias entre la búsqueda de la sostenibilidad, por un lado, y una composición adecuada de las finanzas públicas, por otro, por lo que respalda la realización de revisiones del gasto público y la evaluación periódica de la calidad de las finanzas públicas.

De su lado, la AIReF también refleja que existe un amplio margen para reforzar los marcos fiscales nacionales y mejorar su interacción con el marco fiscal de la Unión Europea.

MAYOR PAPEL A LAS INSTITUCIONES FISCALES INDEPENDIENTES

El organismo que dirige Cristina Herrero considera que el marco fiscal debe permitir consideraciones más específicas para cada país con un papel más destacado de las Instituciones Fiscales Independientes (IFIs) nacionales.

En concreto, algunas de las tareas que podrían asumir las IFIs, según la AIReF, incluyen la participación en los análisis de sostenibilidad de la deuda a nivel nacional y un papel más destacado en la evaluación continua del cumplimiento del marco fiscal. Esto último podría concretarse, entre otros elementos, proporcionando proyecciones a medio plazo a políticas constantes que servirían de punto de partida para que los gobiernos nacionales planifiquen su política fiscal de forma plurianual.

Este papel reforzado de las IFIs tendría que venir de la mano de al menos dos elementos: refuerzo de unos requisitos institucionales mínimos para poder cumplir sus funciones de manera independiente; y supervisión periódica a nivel de la UE para garantizar que las IFIs nacionales estén efectivamente preservadas de las interferencias políticas y puedan cumplir adecuadamente su mandato.