MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha alertado de que el incremento de la demanda energética que se viene registrando en los últimos meses está poniendo bajo “tensión” a los sistemas de redes eléctricas de todo el mundo.

En un informe publicado este viernes, el organismo internacional ha asegurado que la “ausencia de cambios estructurales rápidos en el sector”, así como el aumento de la demanda estimado para los próximos años “podrían resultar en una mayor volatilidad de mercado” y emisiones elevadas.

Según los datos de la Agencia, el repunte económico tras la pandemia en 2021 y un invierno más frío que los anteriores provocó que durante el año pasado la demanda de electricidad se elevara un 6%. Esta cifra es el mayor incremento interanual desde 2010, mientras que el consumo en términos absolutos se incrementó en 1.500 teravatios-hora (TWh), el mayor aumento desde que hay registros.

“El abultado incremento de la demanda sobrepasó la capacidad de las fuentes de oferta de electricidad de mantener el ritmo en algunos mercados, con la escasez de gas natural y carbón provocando precios volátiles, destrucción de demanda y efectos negativos para los generadores, comercializadoras y usuarios finales, sobre todo en China, Europa e India”, ha indicado la AIE.

En este sentido, el director ejecutivo de la Agencia, Fatih Birol, ha recalcado que las emisiones procedentes de la electricidad deben recortarse en un 55% en 2030 para poder cumplir los objetivos de cero emisiones netas de 2050. Sin embargo, en su opinión, en caso de ausencia de “acciones políticas” de los gobiernos, las emisiones se mantendrán sin cambios durante los próximos tres años.