MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Los más altos cargos de las instituciones de Italia y la Unión Europea (UE) han dado este viernes su último adiós al fallecido presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en un multitudinario funeral de Estado en la capital italiana, Roma.

El funeral ha tenido lugar en la Basílica de Santa Maria Degli Angeli e dei Martiri, después de que la ciudad acogiera el jueves la capilla ardiente del difunto, instalada en el Campidoglio, el ayuntamiento romano, y a donde acudieron unas 4.000 personas a rendirle homenaje.

La Plaza de la República, donde está ubicada la basílica, ha estado blindada por el funeral, con una fuerte presencia de agentes y vehículos de Policía y un helicóptero sobrevolando la zona, que se ha cerrado al tráfico, ha informado el diario ‘Il Corriere della Sera’. Además, las autoridades italianas han instalado una gran pantalla para retransmitir el funeral en directo en las Termas de Diocleciano.

El féretro ha llegado envuelto en la bandera europea y ha sido recibido por un piquete –hombres sacados de todos los regimientos del Ejército– de honor. En la iglesia ya se encontraban su esposa, Alessandra Vittorini, y sus hijos, Giulio y Livia. El presidente de Italia, Sergio Mattarella, ha acudido acompañado del primer ministro italiano, Mario Draghi, y el ministro de Exteriores, Luigi di Maio, entre otros ministros.

Las instituciones europeas han quedado representadas por la presidenta interina del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, además de los líderes de los grupos políticos y otros altos funcionarios del Parlamento Europeo.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, también ha acudido a despedirse de Sassoli, al que recordó como “un amigo progresista” y un “gran defensor de los valores europeos”.

El cardenal Matteo Maria Zuppi, arzobispo de Bolonia y amigo de Sassoli, ha destacado durante su homilía que “cuesta entender el final” del político. “Tus palabras, siempre calibradas, que lanzabas como un arquero que olían a hermandad”, ha agregado.

“Buen camino, David, tu sonrisa siempre nos recuerda buscar la felicidad y construir la esperanza”, ha continuado Zuppi, antes de recordar unas palabras que intercambió con Sassoli en Navidad, cuando ya estaba enfermo: “Tenemos el deber de proteger a los más débiles, somos la esperanza cuando no construimos muros”. Por último, ha recordado un poema del escritor y teólogo David Maria Turoldo que señala que “nada ni nadie muere y todo vive”.

Ya el lunes, el Parlamento Europeo rendirá tributo a Sassoli en una ceremonia que tendrá lugar en Estrasburgo, Francia, al inicio de su sesión plenaria.

Sassoli, de 65 años, llevaba dos semanas hospitalizado en Italia por una “grave complicación” en el funcionamiento de su sistema inmunológico aunque esta situación no se conoció hasta este lunes, víspera de su muerte, cuando la Eurocámara informó del empeoramiento de su salud.

Finalmente, el presidente de la Eurocámara murió a la 01:15 horas de este martes en el Centro de Referencia Oncológica de la ciudad de Aviano, situada en la provincia de Pordenone (noreste de Italia).

Tras conocerse su muerte, eurodiputados de todas las familias políticas y líderes de la Unión Europea expresaron su consternación por la muerte de un político al que la mayoría ha definido como europeísta convencido y firme defensor de los valores y principios fundamentales de la UE, además de ser un “amigo” del que muchos han destacado su humanidad y su buen talante.