MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, ha declarado este viernes que la respuesta económica del país a las sanciones norteamericanas ha sido tan eficaz que la retirada de las penalizaciones no es una condición imprescindible en las conversaciones sobre la restauración de su acuerdo nuclear con la comunidad internacional.

“Si bien este Gobierno considera que la retirada de las sanciones es un punto importante en su agenda, no estamos vinculando su eliminación con las conversaciones”, ha indicado el mandatario.

En este sentido, Raisi ha indicado que “las ventas de crudo han aumentado tanto que ya no nos preocupa”. “Los beneficios están regresando a Irán”, ha añadido en un mensaje recogido en su cuenta de Twitter.

Con todo, el mandatario ha manifestado su preocupación ante el aumento de la inflación, a un nuevel sin precedentes en 70 años. No obstante, Raisi ha asegurado que este indicador ha comenzado a bajar y su administración “se está mostrando optimista con vistas a un cambio tangible” de la situación.

Las conversaciones para el retorno de Estados Unidos al acuerdo y para que Irán volviera al respeto de sus compromisos se reactivaron el 29 de noviembre en Viena tras la suspensión de los contactos antes de la celebración de las elecciones presidenciales en Irán, en las que se impuso el ultraconservador Raisi.

Irán ha anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo después de que Estados Unidos se saliera del pacto de forma unilateral en 2018, si bien las autoridades iraníes han defendido que estos pasos pueden revertirse si Estados Unidos retira las sanciones de forma “verificable” y vuelve al acuerdo.