MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El Gobierno iraquí ha asegurado este viernes que las prácticas de lavado de dinero son cosa del pasado en el país y que la economía nacional se encuentra ya en un firme camino de recuperación, según el principal asesor económico de la oficina del primer ministro, Mazhar Mohamed Salí.

Estas declaraciones tienen lugar después de que la Unión Europea anunciara esta semana que el país había sido eliminado de su lista de países de alto riesgo por lavado de dinero y financiación del terrorismo, una medida aplaudida como el asesor como un paso crucial para mejorar la confianza de los inversores y los acreedores.

“Ahora mismo la situación sobre nuestra deuda externa está muy relajada. En estos momentos adeudamos algo menos de 20.000 millones de dólares en una partida que ya está reflejada en los presupuestos”, ha declarado Salí en comentarios recogidos por la cadena de televisión kurda Rudaw.

El asesor achacó estas prácticas al impacto de la organización terrorista Estado Islámico, en particular durante los años que ostentó el control territorial de parte de Irak. “Estado Islámico era una organización terrorista que gozaba de un importante respaldo financiero externo. Hoy, Irak ha demostrado que está libre de lavado de dinero”, ha añadido.

Ahora, la retirada de la lista supone el primer paso para la globalización de los bancos iraquíes, mientras intentan recuperarse del saqueo yihadista. Un informe del Banco Central de Irak, publicado en 2017, reveló que Estado Islámico había robado en los tres años anteriores más de 800 millones de dólares guardados en bancos y cajas de ahorro del país.