MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Colombia ha denegado al alcalde de Caucasia, situada en el departamento de Antioquia, Jefferson Sarmiento, los permisos para iniciar conversaciones con el Clan del Golfo.

Así, el Alto Comisionado para la Paz, Juan Camilo Restrepo, ha señalado que ningún mandatario a nivel local o departamental está autorizado por el Gobierno a iniciar acercamientos con Grupos Armados Organizados (GAO), tal y como recoge la emisora RCN Radio.

“Ningún mandatario local ni regional tiene autorización por parte del Gobierno nacional y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, para realizar interlocución con los GAO o con grupos que están en la ilegalidad”, ha apuntado.

El alcalde de Caucasia presentó ante la oficina de Restrepo una solicitud para impulsar una ‘Alta Mesa de Concentraciones’ en la que “sentarse” a dialogar con los actores ilegales que delinquen en la zona.

El Alto Comisionado para la Paz ha aseverado que los GAO tienen tres alternativas: ser neutralizados, capturados o legalizarse. “Hay una primera opción y es que serán neutralizados (…) En segundo lugar, serán capturados, como fue el caso de alias ‘Otoniel’, y una tercera opción es activar la ruta de la legalidad con aquellos integrantes de estos grupos que, de manera voluntaria e individual, quieran dar ese paso”, ha remarcado.

Por su parte, Sarmiento ha señalado que ha decidido dar el paso y presentar esta propuesta ante la “fallida” estrategia del Gobierno, presidido por Iván Duque, para buscar la paz en la zona.

“Nosotros necesitamos estabilidad, por eso tenemos que decirles (a los grupos delictivos): vengan, por favor, desvinculen esa violencia de la actividad ilícita”, ha señalado el funcionario local.