MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Competur, la alianza por un turismo competitivo, urge al Gobierno a la implantación de un ‘Plan de Impulso del Sector Turístico’ que permita recuperar las cifras de creación de empleo y competitividad alcanzadas en 2019.

En un comunicado, Competur contempla medidas abordadas por diferentes países europeos como Reino Unido, Alemania, Grecia o Noruega, como es el caso del establecimiento un IVA superreducido temporal en hostelería, el mantenimiento del ‘statu quo’ de los otros impuestos que gravan el consumo de productos en hostelería, la apertura de líneas de ayudas directas o la promoción de bonos al consumo.

Todo ello porque la pandemia ha asestado “un duro golpe al sector económico que suponía la punta de lanza de la economía española” y los datos aportados por Hostelería de España y la Confederación Española de Hoteles y Alojamiento Turístico (CEHAT), miembros de la alianza, arrojan cifras superiores a las conseguidas en 2020, pero la recuperación del sector aún no ha llegado al no alcanzarse de nuevo los datos de 2019.

Asimismo, Competur ha afirmado que las diferentes convocatorias del desarrollo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia deberán considerar la especial debilidad de las empresas turísticas a la hora de fijar los criterios para recibir dicha financiación.

“Para ello será imprescindible el establecimiento de un compromiso institucional para la participación activa de las partes implicadas en el desarrollo y pormenorización financiera del componente turístico”, ha añadido.

EL SECTOR NO RECUPERA LAS CIFRAS DE 2019

Según Competur, en términos globales del sector turístico en 2021 se han perdido 63.400 millones de euros respecto a 2019 en volumen de negocio y 42.400 millones de euros en ingresos en comparación a tiempos anteriores al inicio de la pandemia.

El descenso en estas cifras se debe de la reducción de la aportación de la hostelería y del sector turístico de forma significativa. Si bien en 2019 la hostelería suponía el 6,4% del PIB español y el sector turístico en su conjunto alcanzaba el 12,5%, en 2020 ambos datos se redujeron hasta el 3,5% y el 5,5%, respectivamente.

Si a este descenso de productividad, se suma el aumento de la inflación, la entidad ha criticado que la competitividad de las empresas turísticas españolas se ve lastrada frente a otros territorios potencialmente competidores como son Grecia, Portugal o Italia, donde los precios no han experimentado una subida tan vertiginosa como en España.