SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (EUROPA PRESS)

El Grupo Parlamentario Nacionalista (CC-PNC-AHI) ha afirmado este viernes que el Gobierno de Canarias está “desnortado” para afrontar la sexta ola de la pandemia y por ello, ha sugerido el relevo de Blas Trujillo al frente de la Consejería de Sanidad.

El portavoz sanitario, José Alberto Díaz-Estébanez, ha comentado que parece que el consejero y su equipo “han bajado los brazos” y “está cansado” y como da la impresión de que “no puede más” entiende que debe “dejar paso a otra persona”.

“No nos importa que haya un cuarto, un quinto o un sexto consejero de Sanidad”, ha subrayado, remarcando que Canarias “no se puede permitir no el triunfalismo ni el derrotismo” en plena pandemia sanitaria.

Díaz-Estébanez ha criticado las “contradicciones y fallos del sistema” tras dos años de gestión sanitaria, la ralentización del ritmo de vacunación, el “exceso de complaciencia” o la falta de un plan de contigencias insularizado, algo que ha achacado a la “falta de liderazgo” del Servicio Canario de Salud.

En esa línea, ha anunciado que presentarán propuestas en el Parlamento para pedir un plan de acción participado con colectivos profesionales y sanitarios y los grupos parlamentarios para que las decisiones “no se tomen en despachos”; reforzar el departamento de Salud Pública para descargar a la Atención Primaria; crear circuitos diferenciados para pacientes asintomáticos; automatizar más procesos; crear un equipo estable de rastreadores; reforzar equipos de salud mental o instalar aparatos de medición de aire en espacios cerrados.

El portavoz parlamentario, José Miguel Barragán, ha dicho que el Gobierno canario “se siente muy solo” porque el Ejecutivo estatal “ha dejado al libre albedrío” a las comunidades autónomas y en esa línea se ha preguntado “¿quién está al mando y quién asesora al Gobierno?”.

Barragán ha cargado contra el “exceso de triunfalismo” del Gobierno regional y contra unos planes “que nadie entiende” y lamenta que se haya extendido la idea de que los culpables de los contagios son los propios ciudadanos.

En esa línea, ha indicado que faltan “mensajes claros” de cara a la población y detecta falta de rastreadores, un ‘teléfono Covid’ “bloqueado” y una lista de espera en Atención Primaria que llega a los 15 días.

Asimismo, ha dicho que el Gobierno en muy “complaciente” con lo que marca el Gobierno central y deriva toda la responsabilidad a los tribunales de justicia.