Impulsa una nueva edición del Plan de Barrios para revertir las desigualdades

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Barcelona destinará 77 millones de euros a la nueva edición del Plan de Barrios, que prevé un total de 79 nuevas inversiones, centradas en la mejora del espacio público, de equipamientos y de centros educativos de 23 barrios de la ciudad.

El Plan de Barrios empieza este año una etapa “de impulso y aceleración” tras terminar su primera edición, prevista para 2017-2020, pero que se alargó hasta 2021 a causa de la pandemia, ha explicado el teniente de Cultura y concejal de Presidencia, Jordi Martí, en rueda de prensa este viernes.

Las primeras actuaciones de este plan, que llegará hasta 2024 con un presupuesto total de 150 millones de euros, contará con actuaciones en los ámbitos de la educación, la salud, la vivienda, la ocupación, la calidad del espacio público y la sostenibilidad ambiental y emergencia climática, con el objetivo de revertir las desigualdades entre los diferentes barrios de la ciudad.

Martí ha subrayado el trabajo conjunto realizado con el vecindario para definir los proyectos, y ha explicado que ya se han iniciado las redacciones de los diferentes proyectos ejecutivos y que ya están las primeras obras en marcha, por lo que en 2022 se prevén más de una cuarentena de obras iniciadas.

Destaca la mejora de espacios públicos, como la plaza Roquetes, la plaza Maresme y la de Dr.Flemming, las Hortes de Sant Bertran y la pacificación de la calle Pedrosa, así como la mejora de equipamientos comunitarios como Can Seixanta, en el Raval, y el campo de fútbol del Carmel, y la mejora de 10 equipamientos educativos.

La primera edición cerró con un total de 73 obras ejecutadas, que incluyen la mejora de equipamientos educativos, comunitarios, deportivos y obras de mejora del espacio público y la accesibilidad.

Entre ellas destacan las obras en el interior de la manzana de las calles Aiguablava y Portlligat (en la Trinitat Nova), la cubierta de las pistas deportivas del Campillo de la Virgen (en Torre Baró), las obras de mejora en la plaza de Sant Miquel (en el Gòtic), las escaleras mecánicas en Ciutat Meridiana y el campo de futbol de Baró de Viver, entre otras.