MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Las autoridades instauradas por los talibán en Afganistán han afirmado que próximamente se procederá al anuncio de la reapertura de las universidades públicas, tanto para hombres como para mujeres, si bien no han facilitado por ahora una fecha exacta.

“Durante los próximos días los afganos escucharán la noticia de que el Emirato Islámico reabrirá las universidades públicas”, ha asegurado el ministro de Educación Superior afgano, Abdulbaqi Haqqani, quien ha resaltado que las clases estarán segregadas por sexo.

Las universidades públicas han permanecido cerradas desde que los talibán se hicieron con el poder en agosto de 2021, algo que el ministro ha achacado a la crisis económica y la falta de clases segregadas para garantizar la separación de los alumnos, según ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

“También planeamos crear una universidad internacional”, ha desvelado, al tiempo que ha detallado que este centro “incluirá programas sobre ‘sharia’, medicina, agricultura e ingeniería”. “Se ofrecerán másteres y doctorados en estas cuatro áreas”, ha señalado Haqqani, quien ha dicho que varios países de la región se han comprometido a entregar becas a estudiantes afganos.

Las autoridades talibán han hecho frente a críticas por el cierre de centros educativos y la exclusión de las alumnas de los mismos, en medio de una batería de medidas discriminatorias contra las mujeres que las alejan de sus puestos de trabajo y rigen aspectos de su vida diaria.

Sin embargo, el portavoz de los talibán y viceministro de Información y Cultura, Zabihulá Muyahid, dijo a finales de noviembre que las niñas podrán retomar su educación a partir de 2022 e hizo hincapié en que “las escuelas reabrirán” en Afganistán.

“Nuestras hermanas pueden tener seguro que las escuelas reabrirán”, reseñó, antes de explicar que “el Emirato Islámico está intentando poner en marcha un mecanismo que esté en línea con los principios islámicos y los intereses nacionales”.

Los talibán han instaurado un gobierno marcado por la falta de mujeres y de representantes de otros grupos políticos. A pesar de ello, el vice primer ministro de Afganistán, Abdulsalam Hanafi, resaltó en octubre que este Ejecutivo “es inclusivo” y agregó que el grupo fundamentalista ha intentado incorporar a todos los grupos étnicos y sectores sociales en las nuevas autoridades.