VALLADOLID, 13 (EUROPA PRESS)

La Fundación Triángulo ha reclamado “educación” en el sistema público de Enseñanza y en la sociedad para que las personas sientan que tienen que “respetar” a los demás independientemente de su orientación sexual.

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, la presidenta de Fundación Castilla y León, Yolanda Rodríguez, que ha querido mostrar el apoyo del colectivo LGTBI+ a la víctima de la agresión homófoba que tuvo lugar el pasado 6 de enero a la puerta de una discoteca de la capital.

En este sentido, y durante una concentración que se ha desarrollado esta tarde en la Plaza Mayor de Valladolid y que ha contado con un centenar de personas, ha querido mandar un mensaje a la sociedad al asegurar que no se pueden dar “hechos violentos y absolutamente reaccionarios” que solo transmiten “odio”, en este caso, hacia las personas LGBTI+

“La gente tiene que tomar conciencia de que tiene que reaccionar antes estas actitudes homófobas o LGTBifóbicas y si ve o cree que en su entorno hay actitudes de ese tipo debe ayudar a las autoridades”, ha añadido la presidenta de la fundación.

Además ha invitado a las personas que fueron testigos de esta agresión se pongan en contacto con la policía para “detener” a los autores, para reclamar a estos mismos que tenga un “acto de dignidad” y se entreguen a la Policía.

Yolanda Rodríguez cree que este tipo de conductas homófobas vienen generadas por el “miedo y la incomprensión”. “Falta mucha educación en nuestro sistema público de enseñanza y también en la sociedad en general para que las personas sientan que tienen que respetar a los demás independientemente de su orientación sexual, de su identidad de género, que todos cabemos en esta sociedad diversa y que, por lo tanto, todos nos tenemos que respetar seamos como seamos. Tenemos que poner la atención en que no se produzca más a través de la educación, de la sensibilización y de la visibilización también”, ha añadido.

La víctima, un joven de 29 años, “sufrió una brutal paliza a causa de su orientación sexual en la madrugada del jueves día 6 a la salida de una discoteca en la calle Pasión”, han recordado desde la Fundación Triángulo que apunta que según el testimonio del agredido y el de su entorno cercano, dos jóvenes se abalanzaron sobre él, tras escucharle hablar, propinándole una brutal paliza con insultos y expresiones despectivas que hacían alusión a su orientación sexual, lo que le dejó en el suelo, causándole una fractura en el tabique nasal y varias contusiones en el tronco y las extremidades.

“Creemos que este tipo de delitos de odio están siendo normalizados e impulsados por las posiciones de la ultraderecha que, cada vez más extendidas, rechazan la diversidad y niegan la igualdad de derechos a una parte de nuestra ciudadanía. Animamos a rechazar con firmeza los discursos de odio, intolerantes y antidemocráticos, y a reforzar el compromiso con la defensa de los Derechos Humanos de todas y de todos”, ha afirmado la presidenta de Fundación Triángulo Castilla y León.

Triángulo llama, además, a la implicación de las instituciones públicas para ampliar y mejorar el marco normativo vigente que pretende prevenir y perseguir los discursos y delitos motivados por el odio y la intolerancia en general, y por la LGBTIfobia en particular. “Necesitamos leyes más efectivas para hacer frente a esta escalada de odio y violencia que sigue impidiendo alcanzar una igualdad real. No podemos olvidar que Castilla y León es una de las cuatro comunidades autónomas que aún no cuenta con una ley de protección para el colectivo LGBTIQ+”, ha incidido Rodríguez.

Entre el centenar de personas que han participado en la concentración se encontraba la secretaria de Igualdad y diputada nacional del PSOE, Andrea Fernández, y la número ‘uno’ por las listas del PSOE de Valladolid a las Cortes, Patricia Gómez.