VALÈNCIA, 13 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de la localidad valenciana de Bonrepòs i Mirambell ha instalado, como medida preventiva, cámaras de videovigilancia en el parque de los Paelleros con el objetivo de “evitar actos vandálicos y garantizar la seguridad de los visitantes”.

El consistorio ha tomado esta decisión tras los destrozos en el mobiliario urbano y los aseos del parque acontecidos en las últimas semanas, explica la institución en un comunicado. Además, recuerda, se han encontrado pintadas y graffitis que también “perjudican gravemente el entorno”.

Estas acciones “suponen un importante coste para las arcas municipales, por lo que el Ayuntamiento quiere acabar con ellas lo antes posible”, remarca la corporación.

Las cámaras, que funcionan las 24 horas, están controladas directamente por la policía local, quien se encargará de revisar las grabaciones en caso de que suceda un acto vandálico en concreto.

De esta manera, el Ayuntamiento espera poder distinguir los hechos vandálicos que atenten contra el mobiliario público e identificar a las personas causantes.