MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Policía de Burkina Faso ha intervenido este sábado con gases lacrimógenos para dispersar la protesta convocada para hoy en la capital del país, Uagadugú, contra la política de seguridad del Gobierno, marcada en los últimos días por los cortes de Internet en el país.

“Solo queremos decir que estamos hartos”, explica a Radio France Internationale (RFI) el responsable del movimiento popular Salvad a Burkina Faso, Henri Ouattara, mientras que el líder opositor Eddie Komboigo ya ha trasladado su apoyo a quienes “luchan por el restablecimiento de la seguridad en Burkina”.

Según el portal Burkina24, la Policía comenzó su intervención en torno a las 09.00, cuando los manifestantes intentaban acercarse a la Plaza de la Nación.

Sin embargo, en las últimas horas un reducido grupo de participantes ha comenzado a lanzar piedras a los agentes y protagonizado nuevas escaramuzas en la capital, en particular en torno a la Bolsa de Trabajo. Entre los afectados por el lanzamiento de los gases se encuentra un periodista de la emisora Radio Omega.

Varios comercios de la ciudad, así como algunas gasolineras, han cerrado sus puertas en previsión de la marcha, pero el tráfico es fluido en varias de las arterias de la capital.

El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, anunció el viernes que “en los próximos días” trabajará en una reforma gubernamental ante la necesidad de afrontar la coyuntura económica y la situación de inseguridad a causa del terrorismo en el seno del país africano.

“Las circunstancias actuales me desafían sobre la necesidad de formar un equipo más unido para mantenernos en la senda del crecimiento económico y la lucha contra el terrorismo. Trabajaré en ello en los próximos días”, aseveró Kaboré en un comunicado recogido por la prensa local.

Así, el mandatario burkinés ha garantizado que, una vez que lo consulte con las autoridades correspondientes, pondrá en marcha una “operación de manos limpias” con el fin de eliminar la “corrupción” dentro de la Administración y “esclarecer todos los casos que contaminan la vida cotidiana”.