MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, ha anunciado este sábado el cese del jefe de Policía, teniente general Jaled Mahdi Ibrahim al Emam, y de su ayudante.

Al Emam será reemplazado por el teniente general Anan Hamed Mohamed Omar y el general Mudathir Abd al Raman Nasr al Din pasará a ejercer el cargo de jefe adjunto, según ha hecho saber el primer ministro en su cuenta de Twitter.

Aunque el primer ministro no ha dado explicaciones sobre los ceses, fuentes de Sky News Arabia próximas a la decisión indican que Hamdok criticó duramente la actuación policial durante la represión de las fuerzas de seguridad a las protestas contra el golpe de Estado del 25 de octubre, y que se saldaron con 41 muertos.

La gota que colmó el vaso fue una declaración del jefe de Policía en la que desmintió la muerte de 15 manifestantes durante una de las protestas, y garantizó que la marcha solo se había saldado con un fallecido.

Además, también se ha dado a conocer en las últimas horas la liberación de varios presos políticos en virtud del acuerdo alcanzado con los militares que restituyó a Hamdok en el poder la semana pasada. Entre elloos se encuentran el exministro de Gabinete Jalid Omer Yousif; el exgobernador de Jartum Ayman Jaled o el secretario político del Partido del Congreso Sudanés, Sharif Mohamed Osman, informa por su parte el ‘Sudan Tribune’.

Tras el golpe de Estado del 25 de octubre, comenzó en Sudán un periodo enormemente convulso en el que Hamdok acabó temporalmente y según Naciones Unidas bajo arresto domiciliario mientras desde el Ejército se aseguró que el primer ministro permaneció en su domicilio por motivos de seguridad para impedir ataques contra su persona.

Hamdok fue finalmente restaurado en el cargo tras la firma de un nuevo acuerdo el fin de semana pasado, repudiado por destacadas organizaciones civiles como las Fuerzas para la Libertad y el Cambio, en uno de los episodios más violentos desde el comienzo de la tumultuosa transición democrática en el país africano tras el derrocamiento en 2019 del dictador Omar al Bashir.