MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Policía nigeriana ha confirmado este sábado una decena de muertos en un ataque a tiros ocurrido en la víspera por supuestos pastores de la etnia fulani contra la población de Te’egbe, en el estado de Plateau, en el centro del país.

Las fuerzas de seguridad han confirmado “muchos” heridos y al menos 30 viviendas destruidas en el ataque, informa el ‘Premium Times’.

De acuerdo con el portal de noticias Enugu Daily, unos 690 indígenas Irigwe fueron desplazados por el ataque, presuntamente cometido por los fulani.

Los fulanis, mayoritariamente musulmanes, y los agricultores, fundamentalmente cristianos, han protagonizado enfrentamientos durante décadas en torno a los territorios y los recursos, especialmente en el centro del país.

Estos incidentes se ven alimentados por la suspicacia entre las poblaciones locales hacia los fulanis –también conocidos como peul–, a los que acusan de alinearse con los yihadistas.

El gobernador Simon Lalong denuncio la masacre y prometió que los involucrados serían identificados y llevados ante la justicia, en el marco de la ola de violencia que azota al país desde hace meses.

Dada la situación, el Alto Tribunal Federal de Nigeria ha declarado este viernes como organizaciones terroristas a los cientos de grupos de “bandidos” que están secuestrando y asesinando a la población.

La sentencia designa específicamente a dos de las bandas más temibles del país, los Yan Bindiga y los Yan Ta’adda, responsables, de acuerdo con el dictamen del juez Taiwo Taiwo, de “secuestros masivos de escolares y otros ciudadanos, robo de ganado, esclavitud, encarcelamiento, privación severa de la libertad física, tortura, violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, otras formas de violencia sexual, así ataques y asesinatos en comunidades, particularmente en los estados del noroeste y centro-norte de Nigeria”.

El dictamen ha sido emitido a petición del director de la Fiscalía Pública de Nigeria, Mohamed Abubakar, con la aprobación del presidente del país, Muhamadu Buhari.