SANTA CRUZ DE TENERIFE, 25 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, ha reconocido este jueves la “complejidad” de las negociaciones para cerrar la transferencia en costas pero al mismo tiempo ha señalado que no van a renunciar a las competencias del Estatuto de Autonomía.

En la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno ha comentado que “no hay líneas rojas” con el Estado y recordado que estos mismos debates se suscitaron con otras comunidades autónomas dado que una vez se realiza la transferencia, las mismas administraciones siguen implicadas y se trata de fijar los límites de cada una.

“Establecer los límites siempre ha sido complicado”, ha indicado, y “no es raro” que haya discusiones en torno al régimen sancionar y al planeamiento pues el dominio público de la costa es de todos los españoles, no de los ciudadanos de una comunidad autónoma.

No obstante, ha mostrado su confianza en que la situación se resolverá finalmente de acuerdo a las competencias de Canarias.