Cs Cataluña acusa a Borràs de querer modificar el reglamento para “atornillarse al escaño”

El líder de Cs en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha acusado este martes a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, de querer reformar el reglamento de la Cámara “por la puerta de atrás para quitar la palabra ‘corrupción’ y así poder atornillarse al escaño de diputada que le sirve para ser presidenta del Parlament y cobrar lo que está cobrando”.

En rueda de prensa en el Parlament, ha sostenido que la Mesa está abordando esta modificación porque “Borràs tiene prisa, porque avanza la investigación” sobre presuntas irregularidades en su etapa al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Carrizosa ha recordado que el informe de los servicios jurídicos que analiza la Mesa sobre el reglamento incluye eliminar el artículo que prevé suspender a un diputado de sus funciones en el caso de que se abra juicio oral contra él por casos vinculados a la corrupción: “Y como no puede borrar el delito, pues borra del reglamento lo que se dice del delito”, según él.

Considera que Borràs “quiere hacer un reglamento a medida de sus problemas judiciales” y le ha avisado de que se trata de un reglamento del Parlament y no del Consell per la República, y ha sugerido que el abogado Gonzalo Boye haya sido quien le ha alertado de que podría ser suspendida como diputada en función del caso en el TSJC.

Preguntado por si Cs prevé recurrir a los tribunales si se aprueba esta modificación del reglamento, ha remarcado: “Antes eran todos muy valientes pero ahora, como peligra el sillón de la presidenta, quieren cambiarlo, pero me temo que por vía judicial tiene muy difícil encaje”.

EL JUEGO DEL CALAMAR

Carrizosa ha criticado que, en un momento en que cree que Cataluña va camino de la irrelevancia económica y la decadencia, el Govern condicione los Presupuestos Generales del Estado (PGE) a que se pueda “ver el ‘Joc de calamar’ en Netflix”, ha dicho sobre la serie ‘El juego del calamar’ y las exigencias del Govern de que la ley audiovisual estatal proteja el catalán.

“Es verdad que tenemos que apoyar el catalán y que se debe promocionar, pero que esta sea la gran medida del Govern ante los PGE nos parece absolutamente kafkiano y vivir de espaldas de la realidad”, ha añadido Carrizosa, que ha tachado la situación de burla y estafa.

Ha criticado el “último escándalo de TV3” por un gag retirado antes de emitirse sobre la reina Letizia en el espacio ‘Bricoheroes’, y el registro policial la semana pasada sobre la trama conocida como el 3%, y ha avanzado que pedirán la comparecencia del director de TV3, Vicent Sanchis, y de la vicepresidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Núria Llorach.

“El procés es el actual 3%”, ha proclamado Carrizosa, que ha acusado al líder del PSC-Units en el Parlament, Salvador Illa, de no ser un verdadero jefe de la oposición y de querer conseguir cargos en órganos de la CCMA pendientes de renovación a cambio de su silencio, ha dicho.