Moreno pide al PP “trabajar con sosiego para construir una gran mayoría”: “Necesitamos no volver a la casilla de salida”

Destaca sus 1.000 días al frente de la Junta: “Tengo toda la ilusión, ganas y, algo que me faltaba antes, experiencia”

MARBELLA (MÁLAGA), 24 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP-A y de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido a los integrantes de su partido “trabajar con sosiego, con estabilidad, con normalidad, para construir una gran mayoría” en las elecciones autonómicas del próximo año 2022, para las que aún no hay fecha cerrada, para “seguir reformando y seguir construyendo el futuro” de la comunidad “entre todos”.

Así, este domingo, durante su intervención en el congreso del PP de Marbella (Málaga) en el que ha sido reelegida Ángeles Muñoz, ha asegurado: “Necesitamos no volver a la casilla de salida, pensad por un momento qué supondría volver al punto de origen del pasado del socialismo. No queremos eso”.

“Este primer congreso del PP en Marbella es el primer congreso del cambio”, ha dicho en presencia del presidente de la Xunta de Galicia y del PP gallego, Alberto Núñez Feijoó, incidiendo en que se han cumplido mil días desde que está al frente del “primer gobierno no socialista en la historia de Andalucía”.

En este sentido, ha asegurado que mil días después de que comenzara a gobernar esta tierra, tiene “toda la ilusión, las ganas y, algo que me faltaba antes, toda la experiencia y equipo para estar 1.000, 2.000, 3.000 o 4.000 días gobernando, mejorando y construyendo el futuro de Andalucía con los andaluces y con mis compañeros”.

El cambio, ha defendido Juanma Moreno, “sigue en marcha” y ha enumerado los proyectos y actuaciones en marcha en ciudades como Málaga y Marbella. En este punto, se ha dirigido a la alcaldesa marbellí: “Ya me gustaría contar con tu holgada mayoría parlamentaria”.

“Yo tengo que estar de otra manera, vamos a trabajarla –la mayoría– a ver si podemos conseguirla, pero sin tenerla hemos conseguido los presupuestos en tiempo y forma de 2019, 2020 y 2021 y estamos preparando el de 2022, que será “el colofón a una obra reformista y que son una apuesta sin precedentes por la sanidad en Andalucía”, recordando que si salen adelante estas cuentas se habrán invertido, gastado, en esta materia 47.000 millones de euros.

“QUEDAN COSAS POR HACER”

En este sentido, pese a que ha dicho que “quedan cosas por hacer” y que “no es persona de autobombo”, ha hecho hincapié en que estos años de Gobierno andaluz “lo primero” que se ha hecho, “algo que quizá no sale en los titulares, se habla poco de ello, pero es sumamente importante: ser honestos con Andalucía, con todos los administrados”.

“Lo hemos hecho para que en Andalucía no se hable de lo que se hablaba antes. Hace muy poquito tiempo cuando uno ponía un informativo, cogía una portada de un periódico o escuchaba la radio salía siempre una noticia que salpicaba al gobierno socialista anterior y siempre tenía que ver con corrupción, irregularidades, con soberbia, con manoseo de la administración pública”, ha sostenido, añadiendo que ahora las noticias “nada tienen que ver con la corrupción ni con esas actitudes”.

Ha hecho una comparación con el trabajo en el campo para señalar que “primero hay que sembrar para después recoger pero es que cuando hemos ido a sembrar no os podéis imaginar cómo nos hemos encontrado el campo: unas piedras, las hierbas así de grandes, la maquinaria rota”. Ahora, ha sostenido Moreno, se empiezan a recoger los frutos “después de ordenar, labrar, abonar, plantar y nos han tocado años muy malos con la pandemia”.

Tras agradecer el trabajo de Feijoó en Galicia, ha subrayado que Andalucía es una comunidad autónoma “que está pujando, es pujante y tiene mejor futuro”, enumerando datos como el crecimiento del PIB en el primer semestre del 6,1%, “más que España (5,6%) y más que la UE”; de las exportaciones o que está “a la cabeza” en creación de empleo y es “referencia en inversión extranjera”.

“Evidentemente nos queda mucho por hacer y lo estamos haciendo. Yo creo en Andalucía. Siempre he creído. Yo sufría cuando estaba en Madrid porque sé el enorme potencial, lo único eran los malos gobernantes. Cuando Andalucía se pone a funcionar no hay quien la pare”, ha recalcado, lamentando la “desidia de 40 años de socialismo”.