Las aerolíneas se comprometen a ser neutras en carbono para 2050

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha aprobado, en su 77 asamblea general anual, una resolución para lograr las cero emisiones de carbono netas para 2050.

“Las aerolíneas del mundo han tomado una decisión trascendental para garantizar que volar sea sostenible”, ha señalado el consejero delegado de IATA, Willie Walsh.

Para lograr el objetivo, el sector de la aviación debe reducir progresivamente sus emisiones y, al mismo tiempo, satisfacer la creciente demanda. Para poder atender las necesidades de los 10.000 millones de personas que se espera que vuelen en 2050, habrá que reducir las emisiones en al menos 1,8 gigatoneladas de carbono. Además, el compromiso neto cero implica que se reducirá un total acumulado de 21,2 gigatoneladas de carbono de aquí a 2050.

Un elemento clave es el Sistema de Compensación y Reducción de Carbono para la Aviación Internacional (CORSIA) de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que estabilizará las emisiones internacionales en los niveles de 2019 a corto y medio plazo. En la resolución de este lunes, la IATA reafirma el apoyo a esta medida.

La estrategia consiste en reducir la mayor cantidad posible de CO2 a partir de soluciones internas del sector, como los combustibles de aviación sostenibles, nuevas tecnologías, operaciones e infraestructuras más eficientes y el desarrollo de nuevas fuentes de energía sin emisiones, como la energía eléctrica y el hidrógeno. Las emisiones que no puedan eliminarse en origen se compensarán mediante opciones fuera del sector, como la captura y el almacenamiento de carbono y sistemas de compensación creíbles.

Asimismo, la resolución pide a los gobiernos que, a través de la OACI, acuerden un objetivo a largo plazo equivalente al compromiso de cero emisiones del sector para 2050. En consonancia con el enfoque que se aplica desde hace tiempo a la gestión del impacto de la aviación en el cambio climático, la resolución también pide a los gobiernos que apoyen el CORSIA, coordinen las medidas políticas y eviten un mosaico de medidas regionales, nacionales o locales.