La participación se sitúa en el 41,6% en el primer día de las elecciones municipales italianas

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La participación al cierre de los colegios electorales de esta primera jornada –a las 23.00 horas– de los comicios municipales de Italia se ha situado en el 41,6 por ciento en unas votaciones marcadas por un escándalo de financiación ilegal de la ultraderecha.

Según datos del Ministerio del Interior, la participación a las 19.00 horas fue del 33,1 por ciento, mientras que a las 12.00 horas ya había ido a votar el 12,6 por ciento del censo, aunque los italianos todavía tendrán la jornada de este lunes para acudir a depositar su voto, tal y como recoge el diario ‘Corriere della Sera’.

Entre las ciudades con una participación más alta destaca Milán –con un 37,3 por ciento a las 23.00 horas–, seguida de Roma –36,8 por ciento–, Turín –donde un 36,5 por ciento de los electores ya han votado–, y Bolonia –con un 35,2 por ciento de participación–.

En Calabria, donde está en marcha la votación de un nuevo presidente de la región, la participación al cierre de los colegios electorales ha sido del 30,8 por ciento

Estos datos prueban que la participación en algunas grandes ciudades italianas, como Milán o Roma, parece estar recuperándose y aumentando respecto a la última vez en la que se votó en unos comicios repartidos en dos días –el referéndum de septiembre de 2020 para la reducción del número de diputados nacionales–.

Por el contrario, en Nápoles, Turín o Bolonia la participación cae en comparación a la jornada del referéndum, especialmente en ésta última, donde al cierre del primer día de votación un 41 por ciento de los ciudadanos ya habían hecho efectiva su papeleta.

Así, Italia ha comenzado este domingo la votación a nivel local para elegir a los representantes de casi 1.200 municipios, en la que es la primera gran elección desde la llegada de Mario Draghi al cargo de como primer ministro

ESCÁNDALO EN LA ULTRADERECHA

Las elecciones han estado condicionadas en las últimas horas por un escándalo que ha rodeado al partido de ultraderecha Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia, FdI) tras la publicación de un vídeo en la plataforma de noticias Fanpage, donde responsables y activistas de la formación discuten el uso de dinero fraudulento con un reportero encubierto.

En el centro del reportaje se encuentra Carlo Fidanza, líder de grupo de FdI en el Parlamento Europeo quien renunció después de las acusaciones, aunque declaró que nunca había recibido financiación ilegal del partido.

FdI espera remontar con los votos de aquellos italianos que se oponen a las extensas medidas anti-coronavirus impuestas por el Gobierno, como el “pasaporte verde” como prueba de vacunación, recuperación de una infección por COVID-19 o una prueba negativa en todos los ámbitos de la vida profesional, tal y como apunta la agencia alemana DPA.

La líder del partido, Giorgia Meloni, ha denunciado este domingo un complot para influir en las elecciones y en sus ambiciones para superar a sus rivales de extrema derecha de la Liga, liderada por Matteo Salvini, para así convertirse en la líder ‘de facto’ de la derecha y centroderecha de la política italiana.

“No tengo nada de qué avergonzarme. Hacen trampas contra nosotros porque no somos chantajeables, y esto da miedo en Italia”, ha manifestado.

La Liga también se enfrenta a sus propios problemas después de que se diera a conocer que el jefe de redes sociales del líder del partido populista está siendo investigado por tráfico de drogas