El Decreto del Estatuto de los Centros de Mayores llega al Consejo Regional, el primero presencial en pandemia

TOLEDO, 4 (EUROPA PRESS)

Este lunes se celebra el Consejo Regional de las Personas Mayores de Castilla-La Mancha, el primero presencial después de año y medio de pandemia. Este encuentro con los mayores de la región tiene lugar con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores, que se conmemoró el pasado 1 de octubre. En esta reunión, los mayores analizarán, entre otros asuntos, el Decreto del Estatuto de los Centros de Mayores tras pasar por consulta pública.

Este proyecto de Decreto actualizado pretende derogar la Orden de 29 de diciembre de 1997, que regula el Estatuto Básico de Centros de Mayores de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, adaptándose a la normativa actual, según lo ha explicado en rueda de prensa la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano.

La elaboración de este Decreto comenzó su andadura a mediados de 2016, cuando la Consejería de Bienestar Social se propuso redefinir las principales líneas de intervención en materia de Programas de Atención a Mayores, de acuerdo con la línea del Envejecimiento Activo.

Para ello, se promovió un proceso de revisión del modelo de atención de la Red de Centros de Mayores de Castilla-La Mancha, con el apoyo de un grupo de profesionales de los propios centros, los cuales trabajaron en tres líneas de mejora, siendo una de ellas la actualización del Estatuto Básico de Centros de Mayores que databa de 1997.

Así, el nuevo Decreto tiene como objetivo regular las características de los centros de mayores y requisitos que deberán cumplir las personas asociadas a los mismos; los órganos de participación y de representación que deberán existir en cada centro; los derechos y deberes de las personas asociadas al centro; el régimen sancionador aplicable a las personas asociadas y el procedimiento de elección de los representantes de dichos asociados.

Una de las principales novedades incluidas en el nuevo Estatuto es la regulación de los consejos de los centros mediante la aplicación del criterio de paridad, garantizando la participación equilibrada de ambos sexos; además del estableciendo como requisito para formar parte del consejo ser responsable de las Comisiones de Trabajo, asegurando así que el consejo esté constituido por quienes más participan y colaboran en el centro.

También, destaca en el nuevo texto la regulación de alternativas al actual sistema de elección de los miembros del consejo, ajustando el número de miembros del mismo a la realidad de los centros y delimitando atribuciones concretas a desempeñar por cada uno de los miembros.

Otro de los puntos importante de los que se hablará en el Consejo Regional será sobre las reformas que se van a hacer en los centros destinados a las personas mayores, especialmente, en los centros de mayores. Se van a acometer 46 obras en estos centros con un importe de 7,6 millones de euros, según ha detallado la consejera.

Los mayores de la región también podrán hablar en este encuentro con el Gobierno regional de los programas de envejecimiento activo.