Almeida niega que barceloneses tengan “resentimiento” a Madrid y cree en “intercambio estimulante” entre ambas ciudades

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, niega que los barceloneses tengan “resentimiento” a Madrid y cree en la posibilidad de un “intercambio estimulante” entre ambas urbes, las cuales entiende que “deben competir de forma sana” con el objetivo de “crecer juntas”.

Así lo ha trasladado el regidor en una entrevista con la revista francesa ‘The Good Life’, recogida por Europa Press, en la que ha apuntado a la necesidad de “hacer una distinción entre los ciudadanos de Barcelona y las autoridades que los gobiernan”. “Estas últimas pueden haber mantenido ciertas posturas, que obviamente no comparto, y que no conducen ni ayudan a nada”, ha señalado a continuación.

En este punto ha indicado que los barceloneses con los que se ha encontrado “nunca han expresado ningún resentimiento hacia Madrid y no creo que se levanten por la mañana pensando mal de los madrileños”.

Considera Martínez-Almeida que “es inevitable que el poder político se concentre cada vez más en las grandes ciudades”, ya que “los ciudadanos reconocen cada vez más que es el lugar donde pueden ejercer su capacidad de acción y donde pueden expresarse en un terreno político”.

“En el futuro, sea cual sea el equilibrio de poder a nivel nacional o regional, estoy convencido de que el peso político y decisorio se desplazará hacia las grandes ciudades”, ha subrayado a continuación.

EL TURISMO EN MADRID Y LOS HOTELES DE LUJO

Requerido por las cifras del turismo en la capital, Almeida ha indicado que “justo antes de la pandemia, Madrid vivía el mejor momento de la historia del turismo” al haberse superado los 10 millones de visitantes por primera vez.

“También tuvimos el mayor gasto per cápita de España, con unos 270 euros. El optimismo estaba a la orden del día. Con la aparición de la Covid, sufrimos una paralización casi total de la actividad turística. Pero las cifras al final del verano son mejores de lo esperado”, ha puesto en valor.

En este sentido ha explicado que “los índices de ocupación hotelera son buenos” y que “durante la pandemia se produjo un fenómeno curioso pero muy bienvenido, la aparición de los hoteles de lujo de 5 estrellas”. “Madrid, por ejemplo, no tenía un Four Seasons. Ahora sí. El Ritz, de la cadena Mandarin, también ha abierto recientemente sus puertas. El hotel Villa Magna ha sido objeto de una renovación de 50 millones de euros. Y pronto se abrirá un hotel W, una marca de hoteles de lujo de 5 estrellas propiedad del grupo Marriott. Así que se ha producido un salto cualitativo muy importante”, ha destacado.

El alcalde de Madrid entiende necesario aprovechar el “eco internacional” que se produjo durante las crisis sanitarias al permanecer Madrid “más abierta” mientras París, Londres, Roma o Berlín “tenían severas restricciones”.

Así, tras indicar que “hay que mantener una convivencia entre turistas y madrileños para que el turismo no se convierta en un problema”, ha reiterado que el Consistorio apuesta “fuerte por este turismo de larga distancia, que viene a pasar quince días, con un poder adquisitivo muy alto, y que no solo busca sol y playa, sino también destinos urbanos donde vivir experiencias”.