La iglesia de San Lorenzo de Úbeda acoge la exposición ‘Ve hacia la luz’, de Santiago Ydáñez

ÚBEDA (JAÉN), 3 (EUROPA PRESS)

La iglesia de San Lorenzo de Úbeda (Jaén) acoge la exposición ‘Ve hacia la luz’, del pintor jiennense Santiago Ydáñez. La muestra, que puede visitarse hasta el próximo el 1 de noviembre, “recoge algunas de sus obras más impactantes”, en las que “despliega la personal iconografía que le caracteriza”.

Se trata de “uno de los artistas andaluces con mayor proyección internacional”, según ha destacado la Fundación Huerta de San Antonio, responsable de la rehabilitación del citado templo. Además, al igual que el Ayuntamiento, colabora en esta muestra de Santiago Ydáñez, que forma parte de un proyecto expositivo de la Diputación de Jaén, según ha informado la entidad.

La exposición recoge seis retratos de gran formato de santos, martirizados con hachas y clavos, junto con el de un enorme conejo blanco. Los retratos de los cartujos muestran “rostros virtuosos, atónitos, lacerados unos o embelesados otros, pero todos reflejan una extraña quietud”.

El animal, de mirada errante, contempla la nave de la iglesia de San Lorenzo desde su altar mayor. No es extraña, sin embargo, la presencia de animales en la obra del pintor de Puente de Génave, muy presentes en su infancia y juventud en la sierra. Igualmente, en sus obras, siempre sin título, emplea “una singular paleta de colores de tonos suaves y melancólicos, aquellos que contempló por primera vez en su tierra natal”

De hecho, los recuerdos y experiencias infantiles vividas en su pueblo nutren gran parte del universo imaginario de Santiago Ydáñez, cuyo lenguaje pictórico, cargado de energía y contundencia dota a sus creaciones de una enorme frescura y espontaneidad. Una tierra con la que nunca ha perdido la conexión y, a pesar de haber pivotado su prolífico trabajo entre ciudades como Berlín, Málaga o Granada, allí tiene a su familia, amigos y su taller de referencia.

Santiago Ydáñez (Puente de Génave, 1967) se inició en la pintura con 19 años. Su vocación era la de paleontólogo. Sin embargo, comenzó a despertar también un interés por el arte y la pintura que le llevó a obtener, finalmente, el título de Bellas Artes en la Universidad de Granada. Desde entonces, su exitosa carrera lo ha situado entre los pintores jóvenes españoles con mayor proyección internacional, como reflejan las numerosas e importantes distinciones que ha recibido.

Su obra se encuentra repartida en colecciones e instituciones de prestigio como la Fundación Botín o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, entre otros. En la actualidad vive y trabaja a caballo entre Berlín y su pueblo natal, Puente de Génave.