El vicepresidente aragonés defiende “una sensibilidad especial” hacia el territorio en la nueva financiación autonómica

Arturo Aliaga emplaza a “cubrir bien todas las demandas de las zonas escasamente pobladas, mantenerlas vivas”

ZARAGOZA, 3 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente del Gobierno de Aragón y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, ha urgido a “dirimir el choque de trenes entre los que quieren una financiación autonómica en virtud de la población y los que pedimos que sea según los costes reales de los servicios con una sensibilidad especial” hacia el territorio.

“Seamos un poco sensibles con este Aragón despoblado y hagamos balance de lo que manda al Aragón poblado o la España poblada”, ha planteado Aliaga, quien ha reivindicado “una financiación justa para Aragón”, como exige el Estatuto de Autonomía.

“Lo dice nuestro Estatuto: Hay que defender una financiación justa, empezando por el alcalde de un pueblo, el vicepresidente y el presidente; la vicepresidenta Teresa Ribera lleva estos temas y ahí tenemos que estar”, ha asegurado en una entrevista con Europa Press.

La dificultad de financiar los servicios públicos en una Comunidad como Aragón “es un mal endémico”, de ahí la necesidad de una financiación autonómica “justa”, ha expresado Aliaga.

El vicepresidente ha observado que, “curiosamente”, muchos recursos productivos se localizan en las zonas rurales, como es el caso de las minas y la producción agropecuaria, que permite alimentar a 12 millones de consumidores.

“¿Dónde están los recursos?”, se ha preguntado el también presidente del PAR, haciendo notar que “las plantas hidroeléctricas se encuentran en el Pirineo, las centrales térmicas estuvieron en Aliaga, Escucha, Escatrón y Teruel, y se acabaron porque el carbón era malo y contaminante”, y ahora se sustituye por la energia renovable “y a jugar”.

En otros casos ha ocurrido lo contrario: “¿Por qué hay 150.000 personas de Huesca en Barcelona? Porque en la alta montaña había cuatro vacas y no permitía más, mientras que lugares como Sabiñánigo había –y continúa– una actividad industrial que ha posibilitado mantener la población.

Ha añadido que “de esas zonas es de donde vienen los recursos y hay que hacer un esfuerzo especial para que no falten la escuela ni el centro de salud, apoyar a las residencias comarcales”, es decir, “cubrir bien todas las demandas de las zonas escasamente pobladas, mantenerlas vivas con los servicios adecuados para que la gente no se vaya, y favorecer que las actividades económicas se puedan llevar allí sin discriminación respecto a otras personas” que residen en zonas más pobladas.

“Si se cierra la escuela se desmorona el sistema”, ha advertido el vicepresidente, para quien “el futuro de muchos pueblos pasa por ahí”, por fortalecer los servicios básicos.

Además, ha animado a aplicar en las comarcas medidas de impulso económico, como las ayudas a la incorporación de jóvenes agricultores y los programas de emprendimiento, “para que la gente no se vaya”, ha reiterado.

COSTES LABORALES

Aliaga ha defendido la exención del 20 por ciento de los costes laborales para autónomos y pymes en las zonas despobladas, lo que “sería una medida discriminatoria positiva” que beneficiaría, por ejemplo a los establecimientos de turismo rural y las empresas de turismo de aventura.

El vicepresidente ha hecho mención al caso de Fuendetodos (Zaragoza), donde se cerró una tienda multiservicio y una carnicería pero “el Ayuntamiento puso un local, se arregló, se hizo un albergue que pagamos nosotros con Turismo de Aragón y un matrimonio ha puesto en funcionamiento un horno, el albergue y se ha reabierto la tienda”. Además, hay una residencia de personas mayores que da empleo.

PRESUPUESTOS

En otro orden de cosas, Aliaga está preparando el Debate sobre el estado de la Comunidad Autónoma y el proyecto de ley de Presupuestos de 2022. Ha resaltado que, esta legislatura, el Gobierno ha presentado los Presupuestos en plazo, “una buena iniciativa”.

“Vamos a hacerlos pensando en garantizar los servicios básicos”, ha avanzado, recordando que los Departamentos que exigen más gasto son los de Sanidad, Educación y Derechos Sociales. El Gobierno quiere, también, “aprovechar bien los fondos europeos para que no se quede ni un euro de inversión sin gastar; es una oportunidad que tenemos y la hemos de aprovechar”.