El Cabildo envía un mensaje de tranquilidad: “La seguridad para residentes y turistas es absoluta”

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, ha querido transmitir un mensaje de esperanza y de tranquilidad no sólo a la sociedad palmera, sino también al exterior, y ha afirmado que la isla “mantiene su ritmo habitual” a pesar de la erupción volcánica y que la seguridad para residentes y turistas “es absoluta”.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa tras asistir a la reunión del Comité Director del Pevolca, que también ha contado con la presencia del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y del presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres. A continuación, ha visitado a los alojados en el hotel de Fuencaliente.

En su intervención, el presidente del Cabildo ha destacado que en más del 90% de la isla la vida de la gente “sigue con normalidad” y puertos y aeropuertos están funcionando sin incidencias. Por ello, dijo que la mejor forma de ayudar a La Palma es “tratarnos con normalidad, visitarnos, ayudar a diversificar la economía, que los hoteles tengan actividad, que los restaurantes y cafeterías funcionen, que los taxistas, agricultores, comerciantes, todos, podamos reactivar la economía y dar un impulso a nuestra isla”.

Mariano Hernández Zapata resaltó, también, que se continúa sin registrar daños personales, “lo que sin duda es la mejor noticia que podemos dar en esta situación”, y el dispositivo desplegado en la isla llega en estos momentos a más de mil efectivos. Añadió que todas las personas que han sido evacuadas se encuentran en un alojamiento “digno”, por lo que la emergencia alojativa está “superada”, y se está garantizando este aspecto a las personas que tienen algún tipo de dependencia.

Incidió en que el hecho de que no se hayan registrado daños personales obedece “a la colaboración de todos los palmeros y las palmeras, que están mostrando un comportamiento extraordinario, solidario, voluntario y disciplinado con todas las medidas y recomendaciones de precaución”.

Confesó que muchas veces es difícil compaginar una actitud “tan ejemplar” con la “desesperación” que están viviendo muchas familias, incluso la suya propia, pues Mariano Hernández Zapata vive en el Valle de Aridane, al igual que familiares suyos, amigos y conocidos.

Ante esto, el presidente del Cabildo admitió que no queda otra que “seguir luchando y seguir adelante” porque las consecuencias de este fenómeno natural “tenemos que superarlas como lo hicieron nuestros antepasados, que durante siglos han convivido con la actividad volcánica, que ha configurado nuestra orografía y nuestra realidad”.

Asimismo, dijo sentirse representado en cientos de familias que están viviendo una situación “complicada, nueva, que nunca habíamos afrontado ni imaginado, pero no por ello vamos a rendirnos y estamos demostrando, todos los palmeros, que somos capaces de seguir adelante, de garantizar el máximo apoyo para recuperar la normalidad”.

“PACIENCIA Y TRANQUILIDAD”

Mariano Hernández Zapata ha aprovechado para pedir “paciencia y tranquilidad” a las familias. Recordó que ha habido que confinar muchos barrios de manera preventiva y dijo ser consciente de la “intranquilidad” que esto genera, pero hizo hincapié en que esto se hace como medida de precaución para garantizar la seguridad.

En este punto, quiso mandar un mensaje especial a las casi 6.000 personas que están fuera de sus casas: “Quiero decirles que no los vamos a dejar nunca solos. Tienen el compromiso de todos los gobiernos implicados en esta crisis porque, entre todos juntos, como hemos demostrado, vamos a trabajar para la recuperación y para volver a la normalidad lo antes posible”.

Por último, quiso transmitir está “enormemente orgulloso” por la unidad con la que todos los palmeros y las palmeras han afrontado esta erupción. “No tengo ni la más mínima duda de que vamos a salir adelante y que juntos vamos a ser más fuertes que el volcán”, concluyó.