Casado reivindica ahora la actuación de Rajoy el 1-O: “Hicimos lo que teníamos que hacer entonces”

En el cierre de la Convención, promete traer a Puigdemont y recuperar la competencia sobre prisiones en Cataluña y País Vasco si gobierna

VALENCIA, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reivindicado este domingo la actuación del Gobierno de Mariano Rajoy durante el referéndum ilegal del 1 de octubre y ha afirmado que entonces hicieron lo que tenían que hacer. Además, ha prometido que, si llega al Palacio de la Moncloa, actuará con “firmeza” si los independentistas siguen por la misma senda.

Así se ha pronunciado en un multitudinario mitin en la plaza de toros de Valencia con el que ha puesto broche final a Convención Nacional del PP, donde el partido ha reunido a más de 9.000 personas –el máximo aforo permitido– y más de 3.000 se han quedado fuera del coso, según fuentes de la formación.

Todos los barones territoriales, sus principales alcaldes y la cúpula del PP le ha arropado en este acto, en el que ha desgranado su “alternativa” al Gobierno con un duro alegato contra la actuación y el “trienio negro” de Pedro Sánchez.

CENSURA LOS INDULTOS Y “LAS MESAS DE LA VERGÜENZA”

Si en la campaña electoral de las catalanas el pasado mes de febrero, Casado lanzó algunas críticas la gestión de Rajoy por el 1-O, este domingo ha cerrado filas con su antecesor: “Digo una cosa más, ahora que se cumplen cuatro años del 1 de octubre: Hicimos lo que teníamos que hacer entonces y lo haremos porque tendremos que hacerlo si lo vuelven a hacer. No habrá más concesiones a nadie, y además lo haremos con firmeza y con duración”, ha proclamado.

Con un auditorio entregado, que le ha interrumpido en numerosas ocasiones, Casado ha afirmado que Cataluña “es libre porque es española” y ha añadido que “lo seguirá siendo a pesar de los indultos y mesas de la vergüenza”.

Además, ha prometido además traer a España al expresidente catalán Carles Puigdemont si el PP gobierna en España, aunque para ello tengan que “viajar hasta el último país de Europa para exigir el respeto” a la justicia española. “Ya está bien de impunidad con los golpistas”, ha aseverado.

“Vamos a dejar de defender España con una mano atada a la espalda. Hay que usar la ley, pero toda la ley. La que ya hay y la que se necesite, y hacerla cumplir, que no es mucho pedir. Vamos a poner en pie un nuevo constitucionalismo militante. Y vamos a ganar. La deslealtad no se premia, la deslealtad se derrota”, ha aseverado.

UN PLAN DE REFUERZO LEGAL PARA GARANTIZAR LA UNIDAD NACIONAL

En su intervención, Casado ha propuesto además crear un plan de refuerzo legal e institucional para garantizar la unidad nacional “sin consentir la ruptura de la ley y de la convivencia”. “No dejaremos solos a los constitucionalistas catalanes, a esos que ha traicionado el PSOE con su plurinacionalidad multinivel a cambio de un plato de lentejas en Moncloa”, ha afirmado.

El líder del PP ha prometido además reforzar la unidad nacional “haciendo delito la convocatoria de referéndums, la rebelión sin violencia y los indultos a condenados por sedición”. Es más, ha dicho que el PP tomará “todas las medidas necesarias para que cumplan su pena de cárcel” y recuperará “la competencia sobre las prisiones en Cataluña y País Vasco”.

En este capítulo, Casado ha prometido además cortar la financiación pública a partidos y asociaciones que promuevan la violencia y acabaremos con la propaganda independentista en los medios de comunicación públicos cambiando la ley audiovisual.

“Cerraremos sus falsas embajadas con la ley de acción exterior y perseguiremos el adoctrinamiento educativo reforzando la inspección educativa estatal. Ya está bien de envenenar a los niños de odio”, ha resaltado en su mitin en la Plaza de Toros de Valencia

Asimismo, ha asegurado que el PP impulsará una ley de símbolos “para acabar con la quema de banderas y las humillaciones al Rey”, al tiempo que hará una ley de lengua para garantizar el español en toda la enseñanza, los espacios públicos y toda la administración. “Menos prometer defender a nuestro idioma fuera de España y más garantizar que se pueda hablar y enseñar dentro”, ha resaltado.

MUSEO NACIONAL DE HISTORIA Y CRÍTICAS AL PAPA

Es más, el líder del PP ha anunciado que el PP crearía el Museo Nacional de Historia de España al lado de El Prado y del Reina Sofía, en el actual Palacio del Ministerio de Agricultura, que pasará a los edificios de Nuevos Ministerios. “Las naciones más importantes del mundo están orgullosas de su historia, y nosotros lo estamos más aún”, ha indicado.

En este punto, ha afeado al Papa Francisco su petición de perdón por los pecados de la Conquista de América porque, según ha dicho, España “no tiene que pedir perdón a nadie ni por nada, al revés nos deben dar las gracias por nuestra contribución a América con el acontecimiento más importante de la humanidad, después de la romanización, que es la Hispanidad. Se acabaron las leyendas negras y esa cultura de cancelación suicida a la que ponen los coros el propio Gobierno”, ha proclamado.

UNA LEY DE CONCORDIA FRENTE A LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA

A renglón seguido ha detallado otras partes de su estrategia de refuerzo institucional, como aprobar una Ley de Concordia que, según ha dicho, “dejará sin efecto las leyes de memoria histórica y servirá para reivindicar la Transición y la reconciliación entre los españoles”.

Dentro de su listado de propuestas, Casado ha dicho que el PP impulsará una ley para “exigir la imparcialidad de la Fiscalía sin comisarios políticos y para blindar la independencia del Poder Judicial” con el objetivo de que los jueces elijan a la mayoría del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Además, ha proseguido, el PP “despolitizará” los reguladores, el Centro Nacional de Inteligencia, RTVE y el Consejo de Estado.