Barbón afea falta de rigor y cultura general a Casado ante el voto femenino: Ni un solo diputado del PSOE votó en contra

Aboga por profundizar en el feminismo, poner la juventud en el centro del debate y asociar libertad e igualdad de oportunidades

OVIEDO, 2 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) y presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, ha afeado este sábado la “falta de rigor” y de “cultura general” del presidente del PP, Pablo Casado, sobre el 90 aniversario de la aprobación del sufragio femenino durante la Segunda República.

“Ni un solo diputado del PSOE votó en contra”, ha dicho Barbón, aclarando que Victoria Kent, diputada del Partido Radical Socialista, “nunca militó ni fue diputada del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)”.

El presidente asturiano recordó que el sufragio femenino prosperó con 161 votos a favor, 121 en contra y 188 abstenciones, aprobándose así la redacción del artículo 36 de la Constitución de la Segunda República: “Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de veintitrés años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes”.

En dicha votación, incidió, más de la mitad de los 161 votos a favor, –83– eran diputados del PSOE. Al respecto, reprochó que Casado, en esa “especie de sainete” que hace recorriendo España, acusase al PSOE de votar “contra el voto femenino”. Para Barbón, esas declaraciones del líder del PP evidencian “desconocimiento” de la historia y “falta de rigor”.

Igualmente, aprovechó para incidir en que el partido matriz del PP, Alianza Popular, tuvo votos contrarios a la Constitución Española de 1978, remarcando que de los 16 escaños que tenía entonces, 8 diputados votaron a favor, pero 5 votaron en contra y 3 se abstuvieron.

RIGOR Y RESPONSABILIDAD

En ese sentido, Adrián Barbón apeló al “rigor” y la “responsabilidad” de los socialistas ante la Convención Precongresual previa al 40 Congreso Federal del PSOE, frente a “otras convenciones” que, sostiene, “podían dar para varios argumentos de películas de Almodóvar”.

El líder de los socialistas asturianos pide confrontar con el “manoseo de la falsa bandera de la libertad que oculta una desigualdad máxima”. “Libertad e igualdad deben ir de la mano”, ha aseverado, argumentando que se debe apostar por el trabajo colectivo y la igualdad de oportunidades y el avance en derechos, para evitar que prime “la libertad de unos pocos y el sometimiento de la mayoría”.

“Hablan de libertad cuando hablan de individualismo”, apuntó asegurando que “el gran debate cultural e ideológico de los próximos años” versará sobre qué valor se da a lo colectivo, cuya importancia se ha demostrado en la lucha frente a la pandemia.

Así, ha abogado por asociar libertad e igualdad de oportunidades, al tiempo que apuesta por profundizar en el feminismo como movimiento para avanzar en la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres y entiende esencial poner a la juventud en el centro del debate político.

Según Barbón, ante la “crisis de credibilidad de la política” resulta necesario centrarse en la juventud, máxime cuando hay “mensajes simplificadores de ultraderecha” que pueden calar. De este modo, insta a poner los problemas y necesidades de la juventud en el centro de la acción política y hablar su lenguaje para que el PSOE se convierta “en su partido”.