Un monolito y un olivo en Delicias, Valladolid, recuerdan a las personas mayores que han fallecido por la pandemia

VALLADOLID, 1 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valladolid ha rendido homenaje este viernes, en un acto celebrado en el Centro Delicias a las personas mayores que han fallecido a lo largo de la pandemia, al tiempo que se ha destacado la “labor esencial” de los trabajadores de Servicios Sociales y se ha realizado la plantación simbólica de un olivo junto a un monolito en recuerdo de las víctimas.

El acto se ha celebrado con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores y en él han participado la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento, Rafi Romero, y el teniente de alcalde y edil de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, así como otros miembros de la Corporación municipal, como el portavoz de Ciudadanos, Martín Fernández Antolín.

“Las personas mayores desempeñáis un papel relevante en la sociedad, desde el punto de vista cuantitativo, pero también vuestra contribución a la misma resulta esencial por razones cualitativas, esas por las que, quienes pertenecemos a generaciones posteriores, siempre estaremos en deuda con vosotros y vosotras; porque habéis luchado de manera incansable para que los que hemos venido después podamos disfrutar de una buena calidad de vida y de los derechos que gozamos hoy en día”, ha recalcado la concejal de Servicios Sociales.

Por su parte, Manuel Saravia ha reflexionado sobre esta etapa en la vida, en la que se puede conseguir un estado satisfactorio, con el objetivo de mantener un proceso de envejecimiento activo para optimizar la calidad de vida. En definitiva, el concejal de Planeamiento ha apostado por “vivir la vida a cualquier edad”.

El Ayuntamiento de Valladolid, como han recordado en un comunicado recogido por Europa Press, emprende políticas para que las personas mayores tengan autonomía y vivan en su hogar el mayor tiempo posible.

El porcentaje de personas mayores, según el padrón, supera el 20 por ciento de la población total de Valladolid, lo que supone que casi 80.500 ciudadanos tienen más de 65 años, de los cuales más de 24.200 superan los 80.

Y resulta “evidente, a tenor de los datos demográficos”, que la proporción de personas mayores va a seguirá en aumento en los próximos años. Son datos que “evidencian la necesidad de atención a este gran colectivo” y así se ha subrayado en el acto.

En este sentido, Valladolid es Ciudad Amigable con las personas mayores, y forma parte de la Red Internacional de Ciudades Amigables con la Edad, un proyecto promovido por la Organización Mundial de la Salud, cuyo fin es aglutinar a las ciudades miembros de esa red en un proyecto que propicie entornos y servicios destinados a facilitar un envejecimiento activo y saludable.

Además, han añadido que la ciudad cuenta con el Plan Municipal para las Personas Mayores, “uno de cuyos principales ejes tiene que ver con fomentar la participación en la toma de decisiones porque no es posible construir una ciudad amigable con las personas mayores si no se tiene en cuenta la experiencia, los anhelos y las necesidades de todos”.

La pandemia, ha reflexionado Rafi Romero, ha supuesto un “gran reto” para todos, también para los servicios municipales, incluidos los Servicios Sociales, “que tienen como principal función atender a las personas más necesitadas y vulnerables”. Por eso, la concejal ha agradecido la labor desempeñada por los empleados municipales y ha destacado “que en esa etapa tan inusual como la que ha caracterizado a la crisis sanitaria, esos Servicios han estado a la altura de lo que la ciudadanía les demandaba”.

Durante este periodo los Servicios Sociales municipales han explorado maneras de atender a los mayores, ejemplo de lo cual ha sido la creación de la página de Facebook de la Red de Centro de Personas Mayores, a través de la cual las personas suscritas, más de 900, han podido realizar actividades y recibir informaciones de interés. O, también, la oferta de talleres online, que, en este curso, ya cuenta con 120 inscritos y más de medio centenar en reserva.

Estas nuevas formas de participación complementan las actividades presenciales a las que, en la medida que las normas establecidas por las autoridades sanitarias lo van permitiendo, se está volviendo. Y se espera que pronto pueda recuperarse la programación habitual de los Centros de Personas Mayores tal y como era antes de la pandemia.

Además, en el acto han intervenido representantes de varios centros de mayores de la ciudad y ha concluido con la plantación de un olivo, como símbolo de esperanza, y la inauguración de un monolito en recuerdo a las personas que han fallecido por el Covid-19. La interpretación de unas piezas musicales a cargo de la Escuela Municipal de Música ‘Mariano de las Heras’ ha puesto el colofón a la jornada dedicada a las personas mayores, más de 80.000 en Valladolid .