Los afiliados de LAB en Tubacex rechazan suscribir el acuerdo para acabar con la huelga

BILBAO, 1 (EUROPA PRESS)

Los afiliados de LAB en Tubacex han rechazado en asamblea suscribir el acuerdo para acabar con la huelga que dura ya 233 días, dado que la solución propuesta por el Departamento vasco de Trabajo plantea “una congelación salarial para prácticamente cuatro años, sin garantías” de poder recuperar en 2025 el poder adquisitivo perdido, así como una garantía de empleo “que habla de volumen de plantilla, pero no de personas”.

Además, consideran “lo más inaceptable de todo, un aumento de jornada de 40 horas durante tres años”, lo que, “además de empeorar las condiciones de trabajo de la plantilla, supone que durante estos tres años dejen de crearse más de 50 puestos de trabajo”.

En opinión del sindicato, es “totalmente vergonzoso” que el Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno Vasco plantee aumentar la jornada en una empresa que “ha querido despedir a trabajadores y que en el último año ha aplicado dos ERTEs, argumentado falta de trabajo para todos sus trabajadores”.

“En Tubacex no sobra nadie, este ha sido nuestro lema durante estos largos meses y ese lema se ha convertido en una realidad, puesto que en la última propuesta no se contemplan despidos. Sin embargo, a pesar de este logro tan importante, la afiliación de LAB ha decidido no firmar el acuerdo”, ha relatado.