La Convención Constitucional suspende la sesión tras tensiones por la discusión de su reglamento

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Convención Constitucional chilena, Elisa Loncón, ha suspendido este viernes la sesión del órgano constituyente ante las tensiones generadas entre sus integrantes durante el debate y votación del Reglamento de Participación y Consulta Indígena.

Una iniciativa ha sido presentada con las firmas de más de 80 convencionales de pueblos originarios y de diferentes grupos constituyentes para reemplazar todo el texto del reglamento de Participación y Consulta Indígena, algo que ha generado división en el pleno.

Tras una serie de intercambios y acusaciones entre los diferentes grupos que conforman el órgano, Loncón y el vicepresidente, Jaime Bassa, han decidido suspender la sesión y convocar una sesión extraordinaria para abordar la situación, que se celebrará el próximo lunes.

Además de la sesión extraordinaria, se ha votado una primera indicación en particular sobre el proyecto presentado por los pueblos originarios, que ha sido aprobada con 103 votos a favor, 20 en contra y 22 abstenciones, por lo que faltará aprobarlo en lo general.

La convención está a punto de finalizar la aprobación de su Reglamento General, tras lo cual se empezará a debatir el nuevo texto de fondo de la Carta Magna, algo que sucederá a partir del próximo 18 de octubre, según el vicepresidente de la convención, Jaime Bassa.

Una fecha que, además de coincidir con el segundo aniversario del estallido social que precisamente derivó en la formación de esta convención, será apenas un mes antes de las elecciones presidenciales convocadas en Chile para noviembre.

La redacción de la nueva Constitución en Chile vendrá a sustituir a la anterior aprobada en 1980 bajo el régimen de Augusto Pinochet, que sigue siendo para muchos herencia de la dictadura militar y un texto que legitima la poca implicación del Estado a la hora de ofrecer los servicios más básicos a la ciudadanía.

El documento promueve un modelo socioeconómico neoliberal en uno de los países latinoamericanos con mayor desigualdad –posee el PIB per cápita más alto de la región–. Esta situación ha servido de carburante para la indignación y las protestas contra el Gobierno.