UGT pide “el mismo trato” para VW Navarra que para la fábrica de Seat Martorell

PAMPLONA, 15 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT de Navarra (UGT FICA), Lorenzo Ríos, ha demandado “el mismo trato” para la planta de Volkswagen en Navarra que para la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) en cuanto al volumen de trabajo para fabricar el futuro coche eléctrico.

En este sentido, ha explicado que, según las informaciones que se han podido conocer respecto a la reunión del Grupo Volkswagen, “parece ser que se observa unas variaciones en los volúmenes de producción de Seat” en relación con el coche eléctrico de “en torno al 38%”, Cifra que “le puede ayudar a amortiguar el impacto que tiene la menor mano de obra que emplea el coche eléctrico”.

Ríos ha afirmado que “nos alegramos de que a los trabajadores de Seat les vaya bien” pero ha pedido “el mismo trato para VW en Navarra” que es, ha subrayado, “la planta más competitiva de Europa”. Por ello, ha considerado que “tenemos legitimidad para decirle al Grupo Volkswagen que se tiene que compensar y premiar a los trabajadores de VW Navarra”.

“Sabemos que tenemos un coche eléctrico” pero, ha planteado, si a la plata de Landaben se le adjudicara un volumen de fabricación de 300.000 coches, cuando su capacidad es de 350.000, “habrá un impacto en el 30% por la menor mano de obra”.

Lorenzo Ríos ha destacado que el proceso de reconversión de la industria y del sector del automóvil, con la digitalización y la electrificación, “va a tener un impacto en el empleo”. No obstante, ha remarcado que la fábrica en Navarra “tenemos un coche eléctrico y tenemos futuro” y ha destacado que UGT dedicará “todo su esfuerzo en preservar el empleo industrial y en el sector del automóvil”.

En este sentido, ha apostado por que este proceso de reconversión no se aborde “como una pelea entre trabajadores, entre plantas o entre comunidades”. “El objetivo es que nos vaya bien a todos”, ha remarcado Ríos, que ha señalado que UGT no va a estar en la “confrontación” y ha pedido “tener cuidado con ese tipo de mensajes”.

Por otro lado, ha reclamado “estabilidad” para la industria, un “sector estratégico” que “no puede formar parte del toma y daca político” sino que “debe formar parte de un sentido de Estado y estar por encima de los intereses a corto plazo o partidistas”. Y ha abogado por una transición “ordenada, tranquila y sin mensajes alarmistas”.

(Seguirá ampliación)