Pimentel insta a Espadas a “acelerar al máximo” su relevo en Alcaldía ante la “parálisis” provocada

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Sevilla y coordinador provincial de la formación naranja, Álvaro Pimentel, ha instado al alcalde hispalense, el socialista Juan Espadas, a que “acelere al máximo” su relevo al frente de la Alcaldía, tras su elección como candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía por el PSOE-A, teniendo en cuenta la “parálisis” que asegura que se provoca en la ciudad ante esta situación.

En una entrevista concedida a Europa Press, Pimentel ha pedido a Espadas que se pregunte “si a día de hoy cuenta con el tiempo suficiente para afrontar los retos que requiere ser alcalde de Sevilla, mucho más en una situación tan excepcional como la actual” derivada de la pandemia de la Covid-19. “Espadas, dentro de su legitimidad, ha tomado la decisión de ser también el secretario general del PSOE-A y su candidato a la Junta de Andalucía, y esa dualidad de cargos no es buena para Sevilla”, recalca.

Así, avisa de que ha dejado a la ciudad en una situación de “expectación” ante su posible relevo que genera “parálisis en las inversiones, en la ejecución de los proyectos y en las medidas que deben adoptarse en un momento crucial como el actual en el que está en juego el futuro económico y social de los sevillanos”.

Pimentel, apelando al “bien” de Sevilla, reitera su petición de que “acelere al máximo su relevo en la Alcaldía, que no lo deje por más tiempo”. “Hoy será mejor que mañana y esta semana será mejor que la siguiente, porque evidentemente esta situación de interinidad no se puede prolongar durante mucho más tiempo ya que está en juego la estabilidad y el futuro de los sevillanos”, afirma.

Para el concejal de Cs, “Sevilla necesita un alcalde centrado en la ciudad que, por ejemplo, no se recorra 300 kilómetros para apoyar en Granada la investidura de un alcalde imputado por corrupción mientras su ciudad sigue acumulando problemas”. Pide un alcalde que sea “reivindicativo, no solo con el gobierno de la Junta y haciendo que esta ciudad sea el arma arrojadiza del PSOE contra la gestión del gobierno del cambio, sino que sea capaz de descolgar el teléfono y llamar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para exigir lo que el Estado debe a los sevillanos”, mencionando el metro, la conexión ferroviaria con el aeropuerto, más policías nacionales o la SE-40, entre otros.

Entiende que Espadas es “consciente” de esta situación” y, aunque subraya que será el alcalde el que deba elegir a su sustituto, insiste en que quien asuma ese “reto” debe tener claro que tiene que estar “al cien por cien centrado en gestionar y en solucionar los problemas reales de los sevillanos”. “Espadas no está ahora mismo al cien por cien. Ya no se sabe cuándo habla como alcalde, cuándo lo hace como secretario general del PSOE, si es dos personas en una, si es el mismo con un cambio de discurso y al final la ciudad se resiente porque no es eso lo que necesita ahora mismo”, concluye.

“EL MAYOR RETO SOCIAL Y ECONÓMICO DE LA HISTORIA RECIENTE”

En este marco, Pimentel llama la atención sobre la situación que vive la ciudad, que se enfrenta al “mayor reto social, económico y sanitario de su historia más reciente” ante la pandemia, y advierte de que, “ahora que parece que se empieza empezamos a ver la luz al final del túnel, han vuelto a aflorar los problemas endémicos que sufre desde hace años la ciudad y que parecían haber quedado en un segundo plano cuando tocó centrarse en salvar vidas y la economía”.

De hecho, menciona problemas existentes como la suciedad, el paro o la inseguridad. En cuanto al primero, avisa de que la ciudad está “muy sucia, como hacía años que no se veía, con una mugre que se acumula en el suelo por falta de baldeo y que necesita de una solución, que pasa por reorganizar el servicio de Lipasam y aumentar sus medios humanos y materiales”.

También, menciona el “grave problema” con el empleo, donde apunta a que Sevilla es “la única de todas las grandes ciudades de España en la que sigue creciendo el paro”. Así, pide “una profunda reflexión” por parte de todos los sectores implicados y ser capaz de hacer “una ciudad que sea atractiva para la inversión, que sea capaz de diversificar su modelo productivo para que, sin renunciar a los grandes pilares del turismo y la hostelería”. “Contemos con un tejido empresarial lo suficientemente amplio para no sufrir los envites de cualquier otra crisis a la que nos enfrentemos. Y tenemos que hacerlo, además, apostando por los jóvenes y los sectores más vulnerables”, recalca.

Por último, incide en la inseguridad y apunta al “cansancio” de los vecinos de la “mayoría” de los barrios que “levantan el teléfono para denunciar situaciones que requieren de la intervención de la Policía Local, como por ejemplo los botellones, y ven cómo ni siquiera responden a la llamada, que no les cogen el teléfono”. Ve “graves carencias” de medios humanos y materiales, pese a que destaca que “Cs ha conseguido que se recupere la Policía de Barrio, un logro histórico que satisface una demanda vecinal de años atrás”. También, advierte de que faltan “entre 300 y 400” policías nacionales, donde “el Gobierno no puede seguir mirando para otro lado y mucho menos Espadas puede ser cómplice de este ninguneo a los sevillanos”.

Igualmente, Pimentel hace referencia a “la pobreza, la falta de iniciativas para luchar contra el cambio climático, el estado de las zonas verdes, los problemas de movilidad y de aparcamientos, las obras que no comienzan y las que se eternizan, los retrasos que sufren las licencias en Urbanismo, de la despersonalización del Casco Antiguo con las últimas reurbanizaciones que se han realizado, entre otros”. “¿Todo esto a qué nos lleva? A que tenemos un gobierno en la ciudad que está demostrando que no es capaz de gestionar la ciudad cómo merecen los sevillanos. Y eso no se puede consentir. Sevilla es una ciudad tan importante, es un reto tan exigente, que o se está al cien por cien con Sevilla o no se está”, apostilla, insistiendo que en la ciudad hace falta “voluntad, capacidad de gestión y valentía, que es lo que vamos a exigir desde Ciudadanos”.