Mohamed VI deplora el actual estado de tensión con Argelia y llama a la reapertura de las fronteras

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El rey Mohamed VI de Marruecos ha realizado un llamamiento al Gobierno argelino para relajar la histórica tensión entre ambos países y reabrir unas fronteras que están cerradas desde hace un cuarto de siglo “por motivos totalmente desfasados y que hoy ya no tienen justificación”.

“Ninguna lógica puede explicar la situación actual, sobre todo porque las razones que llevaron al cierre de las fronteras están totalmente desactualizadas y ya no tienen razón de ser hoy”, afirmó el monarca en su discurso a la nación con motivo de su 22 aniversario de su reinado.

La frontera está cerrada desde 1994, cuando un comando terrorista cometió un atentado en el hotel Atlas Hasni de Marrakech. Sospechando de la implicación de los servicios secretos de Argelia, el entonces rey Hasán II decidió exigir el visado a los argelinos que viajaran a Marruecos. En respuesta, Argelia anunció el cierre fronterizo.

“Entre dos países vecinos y dos pueblos hermanos, la situación normal, según nuestra íntima convicción, es que las fronteras están y deben permanecer abiertas”, según el monarca, quien remitió que el cierre actual choca con principios jurídicos recogidos en los organismos internacionales a raíz de textos como el Tratado de Marrakech, texto fundacional de la Unión del Magreb Árabe, que prevé la libre circulación de personas en el área del Magreb.

Rabat y Argel han estado chocando durante décadas sobre la cuestión del Sáhara Occidental, pero la tensión había aumentado un poco en los últimos días, después de las declaraciones del embajador marroquí en la ONU. Este último había dicho, a mediados de julio, que apoyaba la autodeterminación del pueblo cabilio en Argelia, una provocación insoportable a los ojos de Argel, que llamó a su embajador en Marruecos para consultas.

En su discurso, Mohamed VI recordó que desde 2008 no ha dejado de proclamar alto y claro esta idea y así como su intención de reactivar la amistad entre los dos países.

“Tranquilizo a nuestros hermanos en Argelia: nunca tendrán que temer la malicia de Marruecos, que de ninguna manera es un peligro o una amenaza para ustedes. De hecho, lo que nos afecta a nosotros, os afecta a vosotros, y lo que os afecta a vosotros, a nosotros nos abruma”, ha indicado en el discurso, recogido por la agencia oficial de noticias marroquí MAP.