Política

Logroño repunta a los 631 casos activos, en una jornada de ascenso fuerte en Haro

01 Imagen por Defecto - PoliticaOn

LOGROÑO, 22 (EUROPA PRESS)

Logroño sigue repuntando este jueves en sus datos de casos activos, contabilizando 23 más en las últimas 24 horas, pasando de los 608 de este miércoles, a 631 hoy, según acaba de informar el Gobierno regional. Ello, en una jornada en la que suben los datos de manera importante sobre todo en Haro.

Así, Calahorra resta dos casos, hasta los 84 y, en tercer lugar, queda Lardero, que registra 60 casos, 3 más que ayer. Villamediana, en cuarto lugar, contabiliza dos casos menos, hasta 47, seguido por Haro, que experimenta un fuerte incremento de 22 casos más que ayer, hasta llegar a los 37.

Arnedo se mantiene en los 31 casos, mientras que Alfaro resta cinco sobre ayer, hasta quedar con 28 activos. Nájera suma tres casos, hasta los 26; y Santo Domingo no experimenta variaciones en esta jornada, con 20 activos.

El Ejecutivo riojano ha actualizado este jueves los datos de los municipios con más de mil habitantes. Los casos activos son las personas diagnosticadas de COVID-19 con menos de diez días desde el inicio de los síntomas.

Alberite contabiliza 19 casos, igual que ayer; otro ascenso importante hoy es el que registran en Rincón de Soto, con cinco casos más que ayer, hasta sumar 18. Quince casos tiene en Navarrete, tres más que hace 24 horas, y 11 hay en Fuenmayor, con otro destacado incremento de cinco casos más que ayer.

En 10 se sitúan Cenicero (dos menos) y Ezcaray (sin cambios), mientra que en Pradejón se mantienen en 8 y en Quel en 7. Cervera suma un caso, para registrar 6 en total, como 6 tienen también en Murillo (dos más que ayer). Albelda también suma un caso, hasta 4.

Tres casos hay Aldeanueva (igual que ayer), Autol (también sin variaciones), Baños de Río Tobía (un caso más que hace 24 horas) y Entrena (igualmente, un caso más). Para cerrar la lista de municipios, con dos casos se mantiene San Asensio, y, también sin cambios, se mantienen hoy con un caso Agoncillo y Nalda.