Política

El TAN anula la exigencia de euskera en la contratación de la gestión del bar del polideportivo de Berriozar

01 Imagen por Defecto - PoliticaOn

PAMPLONA, 22 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha anulado el acuerdo del consejo de administración de la sociedad pública Berrikilan de 11 de junio de 2020 por el que se aprobó el pliego de cláusulas económico-administrativas para la contratación de la gestión de explotación del bar y zonas auxiliares del polideportivo municipal de Berriozar, ha informado Navarra Suma en un comunicado.

En concreto, anula las dos prescripciones técnicas que exigen que “la persona adjudicataria se asegurará que el personal de atención directa al público tenga capacidad para comunicarse oralmente en euskera (nivel oral equivalente a B2 del raco común europea)”, así como que “asegurará la presencia en el local de los medios de comunicación (tv, radios, prensa, música) en euskera”.

El pliego fue recurrido por el grupo municipal de Navarra Suma en el Ayuntamiento de Berriozar y ahora el TAN señala que “no cabe ninguna duda del carácter discriminatorio por razón de idioma de la determinación del pliego”.

Además, en su resolución recoge que “las prescripciones y condiciones relativas a la competencia lingüística en euskera resultan contrarias al ordenamiento jurídico, ya que ni la normativa europea, ni la nacional ni la foral contempla la posibilidad de imponer condiciones distintas a las imaginables en los ámbitos económico o relacionadas con la innovación, de tipo medioambiental, social o relativa al empleo”.

Por lo que se refiere a la cláusula o condición relativa a que el adjudicatario del contrato asegure la presencia en el local de los medios de comunicación en euskera, considera que “si tal exigencia no conlleva la misma exigencia de presencia en el local de esos medios de comunicación en castellano, tal condición de ejecución del contrato resulta también discriminatoria por razón de idioma”.

Desde el grupo municipal de NA+ han indicado que “los tribunales han dado la razón a UPN, tras años denunciando la política lingüística sectaria de EH Bildu, y que ha supuesto una grave discriminación y un ataque a la igualdad de oportunidades de la mayoría de vecinos y vecinas de Berriozar que no hablan esta lengua”.

Así, han exigido “la elaboración inmediata de un nuevo pliego de contratación para que se pueda llevar a cabo un nuevo proceso de adjudicación que respete los principios de igualdad y no discriminación”.

“El alcalde Raúl Maiza, presidente de Berrikilan, debería pedir perdón por el daño causado a todas aquellas personas que no han podido optar a la gestión del bar y que ahora, gracias a la labor de denuncia de UPN continuada por NA+ tendrán la oportunidad de optar a la gestión del bar de las piscinas”, han añadido desde Navarra Suma.

Asimismo, han indicado al PSN y a I-E-Podemos que “los tres grupos suman la mayoría necesaria que puede poner fin a las políticas discriminatorias de EH Bildu”, por lo que les pide “valentía y responsabilidad, pensando siempre en la ciudadanía de Berriozar y en los derechos de estos que, a todas luces, están siendo vulnerados como así constatan una vez más los tribunales”.

Por ello, desde NA+ han anunciado que trabajarán “para que el siguiente paso sea la eliminación de la preceptividad del euskera en todos los puestos de la plantilla orgánica municipal”.