Política

El Pleno de la Diputación condena el mensaje de Garzón sobre el consumo de carne

Aprueba por unanimidad iniciar la modificación de su Reglamento Orgánico y condenar la violencia de género en cada sesión

MÁLAGA, 21 (EUROPA PRESS)

El Pleno de la Diputación de Málaga ha aprobado este miércoles una moción por la que condena las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en las que solicitaba la reducción del actual consumo de carne en pos de la salud de los ciudadanos y del planeta.

Así, el equipo de gobierno formado por PP, Ciudadanos y el diputado no adscrito, Juan Cassá, han ratificado la moción presentada por la formación naranja para condenar las palabras de Garzón que “criminalizan al sector cárnico” y “los responsabiliza de perjudicar la salud de los ciudadanos y del planeta”.

El portavoz de Cs, Juan Carlos Maldonado, ha criticado “inexactitudes y falta de rigor” en la campaña del ministro y ha pedido que “cuide más sus declaraciones, sea más riguroso y menos alarmista” ante un sector “crucial para muchas familias del ámbito rural en nuestra provincia”.

Por el contrario, PSOE y Adelante Málaga han votado en contra al entender que “no recoge las declaraciones del ministro y habla de suposiciones y frases inventadas”. La consideran así una moción que “no es seria” y que lo que viene es a “alimentar la campaña de desprestigio constante al Gobierno de España”.

Mientras Maldonado ha recordado a estos grupos que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “desautorizó” las palabras de Garzón cuando afirmó que “un chuletón al punto es imbatible”; la diputada de Adelante Teresa Sánchez ha agradecido la presencia de esta moción para defender el modelo de producción que buscar su partido.

Sánchez ha hablado de que la petición de reducir el consumo de carne viene de otros organismos como la OMS, la ONU o la FAO, y ha defendido la línea en la que va la campaña del ministro Garzón es la de fomentar la ganadería extensiva, frente a la intensiva, “que sí es la que afecta a la salud de las personas y del planeta”; mientras que la de Cs “responde a la pretensión de unirse al PP”, ha espetado.

En esa misma línea se ha pronunciado el diputado socialista José María Jiménez, quien ha señalado que desde su partido “no vamos a entrar en el juego de desgastar al Gobierno”, y menos con una moción que “nada tiene que ver” con las declaraciones del ministro de Consumo.

CAMBIOS EN LA DIPUTACIÓN

El pleno de este miércoles ha aprobado de forma unánime dos mociones urgentes que vienen a promover el trabajo de la institución. Por un lado, se ha dado luz verde a impulsar la modificación del Reglamento Orgánico de la Diputación de Málaga (PSOE) para tratar asuntos como el regreso a los plenos presenciales, la implementación del voto telemático o a distancia en situaciones excepcionales o promover el carácter territorial de las mociones.

Presentada por el grupo Cs, también se ha aprobado que al inicio de cada sesión plenaria, la institución homenajee a las víctimas de violencia de género desde el recuerdo y con un minuto de silencio. Ambas mociones han sido aprobadas sin debate.

Todos los grupos de la Diputación se han unido también para instar al Gobierno de España a que, en el marco del Pacto de Toledo, llegue a un acuerdo que haga posible un sistema público de pensiones, haciendo especial hincapié en la generación del ‘baby-boom’. Presentada por el grupo ‘popular’, tampoco ha sido debatida.

ÁMBITO SOCIAL

El pleno ha abordado también las mociones de la oposición para regular las ayudas de emergencia a las personas y familias en situación vulnerable de la provincia, que ha contado con la abstención del equipo de gobierno pues, según ha trasladado la diputada del PP Lourdes Piña “ya se está trabajando en una simplificación del procedimiento y ya hay un borrador con las bases” al respecto.

A pesar de ello, la diputada de Adelante Maribel González ha considerado esta abstención como “un paso más a la calidad del servicio”, para las que piden que se regule el retraso en su entrega y simplificar los procesos para que “lleguen en tiempo y forma” y “no pierdan su carácter de urgencia”. Este retraso ha sido reconocido por el equipo de gobierno.

De igual modo se han rechazado sendas mociones presentadas por PSOE y Adelante, este último de manera urgente, en su apuesta por la sanidad pública. Los textos exigen a la Junta de Andalucía la apertura de los centros de salud en horario de tarde, el refuerzo de personal para cubrir las vacaciones y bajas y la dotación de recursos y equipamiento para “garantizar” la Atención Primaria. Asimismo, solicitan el regreso “inmediato” de la atención presencial en la provincia.

En este caso, el equipo de gobierno ha rechazado las mociones. Al respecto, el diputado ‘popular’ Manuel Marmolejo ha recriminado al grupo socialista que “si tanto les preocupa la sanidad, por qué la abandonaron en Andalucía durante 40 años”. El diputado afirma que “nunca se ha dejado de hacer consultas presenciales” y que de los centros de salud, “solo un 12 por ciento no abren por las tardes” y los cerrados son aquellos que no garantizan el doble circuito COVID.

Marmolejo ha espetado a la oposición que soliciten al Gobierno central la llegada de vacunas a Andalucía, tema que, asegura, “ahora mismo se está priorizando”. A la diputada de Adelante Maribel González, le ha instado, además, a que “se fije en la sanidad de Cuba”, país que han traído el PP como moción urgente para condenar “la dictadura del pueblo” y apoyar a los cubanos “que demandan libertad”, ha dicho. Esta moción ha salido adelante con el apoyo del equipo de gobierno.

Por su parte, Adelante Málaga ha rechazado la iniciativa al considerar que “si realmente al PP le interesa el pueblo cubano, pediría que se levantara el bloqueo que tiene Estado Unidos contra Cuba desde hace 60 años, un bloqueo que sí está siendo sanguinario y muy cruel”, pero asevera que están centrados “en seguir sembrando el odio y dividiendo a la sociedad”.

De división ha hablado también el portavoz socialista, José Bernal, quien ha reprochado que “solo es una moción de confrontación contra el Gobierno de España”. Así, ha pedido al diputado del PP Francisco Oblaré que separe el “vocablo ‘dictadura de izquierdas’ porque son la antítesis”. Para el socialista, afirmar que Cuba es una dictadura “sería generar un conflicto”, por lo que, a pesar de aprobar los puntos en los que se habla de “defensa de la libertad” de Cuba, el PSOE ha rechazado “instar al Gobierno de España a posicionarse claramente y declarar al Régimen Cubano como dictatorial”.

Del PP en la Diputación de Málaga se ha aprobado también la moción relativa al Programa FEGA para el reparto de ayuda alimentaria. Con el voto favorable del equipo de gobierno, la oposición se ha abstenido en la petición de dar marcha atrás en el recorte del 33 por ciento a dicho programa y aumentar el porcentaje destinado al mismo.

OTROS ASUNTOS

Este miércoles se ha dado luz verde a la propuesta de Cs para proponer que el IVA al sector de las peluquerías se reduzca del 21 al diez por ciento. La moción se ha aprobado con la abstención del PSOE, quien ha indicado que “no compartimos la forma en como se ha llevado a cabo la propuesta del PP en el Senado”.

También ha sido aprobada la moción ‘popular’ relativa a la ampliación del número de plazas para el programa del Imserso de 2021-2022, así como aumentar los plazos de viajes. Por último, del PP ha salido adelante también la petición al Ministerio de Trabajo y de Hacienda para frenar el despido de 1.500 interinos del Servicio Estatal de Empleo Público (SEPE); con la abstención del grupo socialista.

Por el contrario, el pleno de la Diputación ha rechazado, con la negativa del equipo de gobierno, las mociones presentadas por la oposición para eliminar las subvenciones a entidades contrarias al libre aborto de las mujeres (Adelante) y para impulsar el Plan Viable de la Diputación (PSOE).