Política

Abascal carga contra la Ley de Memoria y honra a los combatientes “de todos los bandos” que creían en “una España mejor”

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha arremetido este miércoles contra la Ley de Memoria Democrática aprobada por el Gobierno, que considera “totalitaria, sectaria, guerracivilista y anticonstitucional”. Y ha querido “honrar” a todos los españoles que, “en cualquier bando y momento histórico”, combatieron “porque creían que lo hacían por una España mejor”.

En declaraciones en el Congreso, Abascal ha confirmado que Vox recurrirá ante el Tribunal Constitucional la Ley de Memoria Democrática porque considera que “atenta” contra la libertad de expresión de los ciudadanos y también contra la libertad de cátedra; además de atacar “la transición” y “el abrazo colectivo de mirada al futuro” que dejaron las generaciones pasadas.

“La ley ataca la convivencia en paz y la libertad de la que hemos disfrutado estas décadas de democracia”, ha censurado subrayando que los únicos que durante este periodo han cometido crímenes han sido “los socios del Gobierno”, en referencia a Bildu y la organización terrorista ETA.

De esta forma, Abascal ha insistido en señalar al presidente, Pedro Sánchez –a quien se refiere como “Pedro mentiras”–, como el líder del peor Ejecutivo de los últimos 80 años, incluyendo así los de la dictadura de Francisco Franco.

Y ha avisado de que Vox está “preparado” hacer frente “al ejercicio del poder totalitario”, recurrir la Ley de Memoria Democrática ante el Tribunal Constitucional y “levantar todo lo que tumben”. “Incluso la cruz más grande del mundo”, ha dicho en referencia a la erigida en el Valle de los Caídos.

“ASUMIR” LA HISTORIA, NO CONDENAR

En este sentido, ha defendido que no se debe “condenar” la historia sino “asumir”. “Nosotros honramos a todos los españoles que en cualquier bando y en cualquier época histórica pelearon, lucharon, se comprometieron porque creían lo hacían por una España mejor”, ha proclamado rodeado de muchos de los diputados de su grupo parlamentario.

Y ha garantizado que “no ha nacido presidente ilegítimo ni fiscal de partido ni juez corrupto” que sea capaz de hacerles “condenar a sus abuelos”. “Estamos aquí para mirar al futuro”, ha insistido asegurando que “más pronto que tarde” Vox podrá representar a “una mayoría” de españoles “que quieren vivir en paz y libertad”.