Política

Les Corts aprueban la Alta Distinción de la Generalitat para Enric Valor sin el apoyo de la oposición

VALÈNCIA, 11 (EUROPA PRESS)

La comisión de Cultura de Les Corts ha dado luz verde este viernes a una propuesta conjunta de los partidos del Botànic (PSPV-Compromís-Unides Podem) para que la Alta Distinción de la Generalitat recaiga en 2021 en el lingüista Enric Valor, mientras la oposición ha planteado otros nombres como los del gramático ‘pare Fullana’ (PP) o el historiador Manuel Sanchis Guarner (Cs).

Esta iniciativa surgió a raíz de que el Ayuntamiento de Mutxamel (Alicante) aprobara a finales de abril el cambio de la avenida Enric Valor por avenida de España con los votos del gobierno municipal (PP-Ciudadanos) y el apoyo de Vox. Nada más hacerse público, el cambio generó críticas desde el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, o el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, quien lo calificó de “ignominia”.

“Si ya debería ser merecedor de la Alta Distinción, ahora todavía más después de un ataque que nos recuerda a los peores momentos que han utilizado las instituciones para dividir a nuestro pueblo”, ha exclamado la diputada de UP Naiara Davó, para defender que es el momento de “superar viejas batallas”.

En esta línea, Jesús Pla (Compromís) ha advertido que supone una deuda histórica que las instituciones valencianas deben corregir y ha alabado el compromiso cívico del narrador alicantino. “Estamos obligados a este reconocimiento, nunca será tarde para saldarla”, ha agregado el socialista Paco Gil.

Entre la oposición, el PP ha planteado que junto a Valor se reconozca a José Mª Gaspar Fullana Mira (‘pare Fullana’) porque se cumplen 150 años del nacimiento del erudito y fue uno de los precursores del estudio de la lengua. “Sería un buen momento para sumar y que el reconocimiento sea doble”, ha remarcado Luis Martínez, pero el Botànic ha rechazado la enmienda porque creen que los ‘populares’ reavivan “discordias” y que se desdibujaría el gesto.

Cs, sin “dudar” que Valor lo merece, ha exigido la distinción para Sanchis Guarner porque considera que tiene “menos sesgo ideológico”, por su papel en la recuperación del valenciano y por su “espíritu conciliador”, según Patricia García. El Botànic también lo ha descartado porque “vetan claramente a Valor” y ha invitado a los ‘naranjas’ a presentar otra iniciativa sobre Guarner que apoyarían, recordando “se exilió a Baleares porque sufrió un atentado de la extrema derecha”.

Y Vox se ha limitado a criticar la iniciativa de “los grupos que blanquean a golpistas y herederos de terroristas” y a tachar a Valor de “mimado por el movimiento catalanista”, unas palabras de Llanos Massó en las que el Botànic cree que se minimiza su legado y que le llevan a preguntarse “qué hace” este partido en el parlamento valenciano.

Finalmente, la proposición no de ley (PNL) conjunta ha salido adelante gracias a la mayoría del Botànic, con la abstención de PP y Ciudadanos y el rechazo de Vox. En el texto se ensalza la figura de Valor como valenciano que “estimaba su lengua, su cultura y su pueblo”, una estima “no vacía y abstracta, sino llena de acciones que han supuesto un aportación capital para el patrimonio y la sociedad valenciana de hoy”. También se reivindica su compromiso social y político ligado al valencianismo desde la Segunda República.

De hecho, fue uno de los principales impulsores de la divulgación del valenciano y participó en la elaboración del ‘Diccionari català-valencià-balear’, además de recopilar las ‘rondalles’ y permitir que sobrevivan al paso de los años e incluso se publiquen traducidas al inglés. Durante la Guerra Civil y el franquismo sufrió la censura y fue encarcelado de 1966 a 1968 por su activismo.

Con la democracia se sucedieron los reconocimientos: el Premi de les Lletres Valencianes del Ayuntamiento de València en 1985, el Premi d’Honor de les Lletres Catalanes en 1987 o el título de doctor honoris causa por la Universitat de València en 1993, por la Universitat de les Illes Balears en 1998 y por la Jaume I, la de Alicante y la Politècnica de València en 1999.

Por todo ello, “numerosas calles y espacios recibieron el nombre de Enric Valor y este es un ejercicio de memoria que no se puede ni se debe borrar”, reivindican PSPV, Compromís y UP, destacando que cumple con creces los requisitos para recibir la Alta Distinción.