Política

El Govern impulsa un proyecto piloto en la playa de Cala Millor que evaluará el cambio climático

PALMA, 11 (EUROPA PRESS)

Vicepresidencia Govern ha impulsado un proyecto piloto en la playa de Cala Millor que evaluará y propondrá medidas de adaptación ante el cambio climático.

Según ha informado Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática este viernes en nota de prensa, el vicepresidente y conseller Juan Pedro Yllanes, y el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, se han reunido esta jornada con representantes de los ayuntamientos de Sant Llorenç y Son Servera, del Consorcio de turismo de Cala Millor. En el encuentro, se les ha comunicado de la intención del Govern de poner en marcha un proyecto piloto de adaptación al cambio climático de una playa urbana cómo es Cala Millor.

La playa de urbana de Cala Millor ha sido escogida, ha explicado, por ser representativa de otras zonas turísticas del mediterráneo. Y, ha puesto en valor que, en un futuro, las medidas de adaptación ante el cambio climático que se propongan respecto a este espacio puedan ser aplicables a otras playas de características similares.

“Ya se lleva tiempo manteniendo reuniones técnicas entre el Govern y el Consorcio de Turismo de Son Servera y Sant Llorenç”, ha señalado el vicepresidente Yllanes, “porque una vez se tiene un diagnóstico general, como es el estudio de riesgos realizado por Costes pel Canvi (Costas por el cambio), es el momento de dar pasos adelante y de analizar zonas concretas, como es Cala Millor, un destino turístico consolidado, que puede servir de ejemplo para otros destinos del Mediterráneo”.

“La emergencia sanitaria es temporal y pasará. No es el caso de otra emergencia que está presente: los efectos del cambio climático. Actualmente nos encontramos en un escenario de emergencia climática y quiero recordarlo porque a veces se olvida. Como sociedad llegamos tarde, tenemos que empezar a actuar ya de manera urgente”, ha dicho el vicepresidente.

CALA MILLOR, UNA PLAYA MONITORIZADA DESDE 2004

Cabe recordar que Cala Millor es una playa monitorizada desde el 2004 por el Sistema de Observación y Predicción Costero de Baleares (SOCIB), sobre la que ya se han hecho estudios sobre las dinámicas de la playa y sobre los impactos socioeconómicos del cambio climático.

Ahora, con el plan piloto, lo que se pretende es conocer mejor las dinámicas del litoral urbano, concretamente del litoral de la Bahía de Cala Millor, analizar las relaciones socioeconómicas que hay entre la zona urbana y la playa para entender y cuantificar cuáles pueden ser las consecuencias futuras de la subida del nivel del mar por el cambio climático y estudiar la posible adaptación de los sectores económicos a la nueva realidad que comportará el cambio climático.

Se trata de un proyecto que ha de permitir proponer un modelo de ciudad, urbanismo y economía futura frente al cambio global. Por eso, una vez se tenga el análisis específico de la bahía, se tendrá que analizar cómo se tendrá que seguir desarrollando la normativa territorial y sectorial (PIAT, PECMA…) que afecta la zona de Cala Millor y el resto de la costa balear, y estudiar qué cambios se podrían incorporar para mejorar su resiliencia.

De este modo, ha precisado que el objetivo último del plan piloto pasa por diseñar y consensuar un proyecto básico para la adaptación al cambio climático de la Bahía de Cala Millor, desarrollando un proceso de participación pública que permita a la ciudadanía y a los diferentes actores implicados coparticipar del diseño del proyecto, que tiene que ser sostenible a nivel ambiental, social y económico, y que necesitará también de una importante coordinación y colaboración entre las diferentes administraciones y sectores implicados.

“El cambio climático es una realidad, y a pesar de que se puedan mitigar algunos efectos nos tendremos que adaptar a muchos otros”, ha señalado el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava. Por este motivo, ha añadido, “es tan importante empezar a plantear de forma inmediata, con conocimiento científico, cuáles serán los efectos a medio y largo plazo”. “La adaptación será una oportunidad de desarrollo económico y se tiene que hacer sobre la base del consenso entre administraciones, agentes sociales y sociedad civil”, ha incidido.

La coordinación del proyecto piloto en la playa de Cala Millor irá a cargo de la vicepresidencia del Govern, a través de la dirección general de Energía y Cambio Climático, en colaboración con la Dirección General de la Costa y el Mar, y Demarcación de Costas de Baleares.

El plan piloto contará, además, con el asesoramiento científico del SOCIB y el IMEDEA, el asesoramiento técnico del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IH Cantabria) y la colaboración del Ayuntamiento de Son Servera, el Ayuntamiento de Sant Llorenç y la Asociación Hotelera Bahía de Cala Millor a través del Consorcio de Turismo de Cala Millor.

El plan piloto dará, además, continuidad al Plan de Impulso del Medio ambiente: PIMA ADAPTA COSTAS de Baleares, que trabaja en la búsqueda de soluciones de adaptación de las zonas costeras al cambio climático. Un Plan en el que se enmarca el Informe de riesgos de la costa ante el Cambio Climático, presentado recientemente por parte del Govern, que evalúa la vulnerabilidad y exposición de activos naturales y socioeconómicos de las Islas y que apunta efectos, localizados sobre el mapa, que tendrán lugar a medio y largo plazo, como pérdida de playas y afectación a edificios e infraestructuras.

El encuentro ha contado con la presencia del alcalde de Sant Llorenç, Mateu Puigròs; la alcaldesa de Son Servera, Natalia Troya Isern; la presidenta de la Asociación Hotelera de Cala Millor y Sa Coma, Inés Batle; el presidente de la Asociación de empresarios de Cala Millor y Sa Coma, Tomeu Pascual; el Consejero-Gerente del Consorcio de Turismo de Son Servera y Sant Llorenç y Gerente de la Asociación Hotelera de Cala Millor y Sa Coma, Jose Marcial Rodríguez Diaz; la presidenta del Consorcio de Turismo y Regidora de Turismo de Son Servera, Margalida Vives y el delegado de la zona costera y turismo de Sant Llorenç des Cardassar, Nicolau Bordal.