Política

Azcón señala que sus dos años de gobierno de pactos y dinamismo ponen fin a cuatro anteriores de confrontación

El alcalde indica, sobre la necesidad del apoyo de VOX, que la alternativa sería la vuelta de “Rivarés, Cubero y Ranera”

ZARAGOZA, 11 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha subrayado, en el balance de los dos primeros años al frente del consistorio, el “esfuerzo” por “tender puentes para reactivar la ciudad” a través de la colaboración, el diálogo y los pactos en beneficio de los zaragozanos y del interés general de España, que ha permitido una “intensa actividad” y “dinamismo”, frente al anterior gobierno “de confrontación, polémicas y líos”.

Así lo ha manifestado ante los medios de comunicación, acompañado por la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, y el resto de concejales de PP y Ciudadanos que forman el equipo de gobierno municipal, con motivo de los dos años de corporación, que se cumplirán el próximo 15 de junio.

“Nos hemos esforzado mucho para reactivar la ciudad y lo vamos a seguir haciendo” y si bien la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia del coronavirus “nos ha obligado a cambiar nuestras prioridades y la planificación, no hemos alterado ni los principios, ni el estilo, ni el objetivo de este gobierno”, que es acabar con la “parálisis” en la gestión “que ralentizaba a esta ciudad” y “resolver los problemas de los zaragozanos en lugar de creárselos”.

Según ha dicho, han conseguido “desatascar” un “número importante de proyectos” y poner en marcha otros “de gran envergadura”, con un gobierno “unido”, y ha resaltado al papel de la vicealcaldesa, Sara Fernández, para dejar a un lado discusiones internas o centrarse en “quien va a sacar pecho” y lograr que si bien son dos partidos, forman “un solo equipo”.

Entre las actuaciones impulsadas, ha mencionado el plan de rehabilitación de vivienda “más potente de la historia de la ciudad”, la mejora de calles y el proyecto del Bosque de los Zaragozanos, así como que a partir de ahora todos los nuevos autobuses van a ser cien por cien eléctricos y se contará con un barrio solar.

Azcón ha reconocido que, a pesar de que la ciudad fue “pionera” en adoptar medidas para hacer frente a la COVID-19, “no hemos podido hacer más para frenar el virus” y ha habido miles de zaragozanos “que han perdido su vida” a causa de la pandenia, ha lamentado.

ESFUERZO SOBRESALIENTE

El alcalde ha resaltado el “esfuerzo sobresaliente” por alcanzar pactos con otras administraciones y con la sociedad en general, logrando recuperar la “normalidad” en las relaciones con unos y otros.

Ha esgrimido que el nuevo mapa político y social generado por la pandemia supone “que quienes siguen instalados en la polémica o en el maniqueismo, se equivocan profundamente” ya que la nueva realidad requiere de escenarios “de entendimiento, negociación y gestión con el único objetivo de ser útiles a la sociedad”. “La gente no quiere problemas, quiere soluciones”, ha sintetizado.

Sobre la necesidad del apoyo de VOX a su gobierno, por no tener la mayoría absoluta entre PP y Cs, y tras el pronunciamiento de este grupo sobre la posibilidad de retirar su apoyo, ha zanjado la cuestión al esgrimir que VOX “lo tiene claro” porque la alternativa sería la vuelta de “Rivarés, Cubero y Ranera”, ha dicho en referencia a los portavoces de Podemos y PSOE, Fernando Rivarés y Lola Ranera, así como al concejal de Zaragoza en Común, Alberto Cubero.

OTRAS ACCIONES

Azcón ha recalcado el “esfuerzo presupuestario extraordinario” para afrontar las necesidades sociales generales por la COVID-19, al tiempo que se ha conseguido reducir la deuda en 124 millones de euros, aunque se han bajado los impuestos a familias y empresas, y se han destinado “más recursos que nunca a acción social, la cultura y los servicio públicos”.

Ha aclarado, no obstante, que por la “herencia recibida” Zaragoza todavía es la ciudad con más deuda por habitante de España, mientras que la COVID-19 ha supuesto “90 millones de euros más de agujero”, un esfuerzo que la ciudad no debería afrontar en solitario, si bien por ahora no se han materializado los anuncios de apoyo formulados por el Gobierno de España y la Unión Europea.

Sobre la ayuda recientemente conocida para paliar la bajada de usuarios del transporte público en 2020, ha dicho que es “bienvenida, pero llegan tarde y no va a compensar” el cien por de la reducción de ingresos por un menor uso a causa de la pademia, que ha sido del 43 por ciento en Zaragoza sobre 2019, frente al 40 de la media nacional, cifra tenida en cuenta por el Gobierno central para aportar esos fondos.

Azcón ha advertido de que en lo que va de 2021 sigue sin recuperar el número de usuarios del transporte público, con el 30 por ciento menos, y los servicios municipales han triplicado su trabajo.

Por eso, ha reclamado, “por justicia”, que el Gobierno central habilite un fondo de 4.000 millones de euros para los ayuntamientos, como ha pedido la Federación Española de Municipios y Provincias y que el porcentaje de participación en las ayudas europeas que contemplan los Presupuestos Generales del Estado pase del 4 por ciento previsto al 14, que es lo que representa el gasto público de la Administración municipal en España, así como un nuevo fondo para paliar la bajada del uso del transporte público en 2021.

Azcón ha incidido en que hay que seguir ofreciendo ayudas al tejido socioecónomico ya que si bien el avance de la vacunación contra la COVID-19 “augura una salida cercana de las crisis sanitaria, queda mucho camino por recorrer para impulsar la recuperación”.

A su entender, el papel del Ayuntamiento de Zaragoza es esencial en este contexto y por eso el Gobierno de España debe “abandonar la política de no tener en cuenta a los municipios y aportar fondos para mantener unos servicios públicos de calidad”.

Azcón se ha comprometido, asimismo, a “redoblar esfuerzos” para proteger a las personas más vulnerables, reactivar la actividad económica y la prestación de los servicios públicos con calidad y seguridad para que Zaragoza sea una ciudad “mejor para todos, que atraiga inversiones, talento, esté abierta a la creación de empleo”, logrando “más calidad de vida” y siendo una ciudad sostenible y que apuesta por la innovación tecnología y el desarrollo de la nueva movilidad urbana.