África

Aumentan a casi 70.000 los desplazados desde el asalto yihadista en el norte de Mozambique

01 Imagen por Defecto - PoliticaOn

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Al menos 70.000 personas han abandonado sus hogares en la provincia mozambiqueña de Cabo Delgado, en el norte del país, desde que el grupo terrorista Estado Islámico en África Central (ISCA) asaltó en marzo la localidad de Palma, según un nuevo balance de la ONU que estima en casi 800.000 los desplazados por la violencia en toda la zona.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha advertido de que, dos meses y medio después del ataque, “todos los días hay personas huyendo que huyen en una búsqueda desesperada de la seguridad, tanto en Mozambique como a través de la frontera con Tanzania”, el país vecino más cercano.

El portavoz de la agencia, Babar Baloch, ha dicho estar “gravemente preocupado” por la situación de la población civil, habida cuenta de que la situación en Palma sigue siendo “muy inestable, con tiroteos por la noche y quema de viviendas”. Asimismo, ha advertido de que hay “miles” de personas atrapadas en zonas “muy inseguras” cerca de la capital de Cabo Delgado y sin apenas ayuda.

Las autoridades mozambiqueñas han denunciado devoluciones forzosas en la frontera tanzana –más de 9.600 solo en el paso de Negomano desde enero, unas 900 de ellas entre el 7 y el 9 de junio–. Quienes se ven obligados a regresar quedan en una situación límite, durmiendo al raso y expuestos a todo tipo de riesgos, ha dicho Baloch.

ACNUR ha reiterado su petición de protección para todos los que huyen de zonas de conflicto. “Los refugiados no deben ser obligados a regresar al peligro”, ha reclamado el portavoz.