Política

Nueva concentración en San Jerónimo contra la reforma de la línea 3 de Tussam y acordada una manifestación

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

La plataforma vecinal del barrio de San Jerónimo contraria a la reforma planeada en la línea tres de la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, ha reunido este jueves por la tarde aproximadamente a “300 personas” en la nueva concentración que había convocado en la rotonda del Rugby situada en la intersección de las calles Cataluña y Medina y Galnares, junto a la Piscina Municipal y frente a la Iglesia Vieja.

José Antonio Gaciño, portavoz del colectivo, ha dicho a Europa Press que la concentración tiene el objetivo de “forzar” una solución, porque “el conflicto sigue sobre la mesa”. Es más, ha anunciado que los colectivos preparan una “manifestación” en toda regla por las calles de San Jerónimo, para el jueves de la semana que viene.

Los ajustes promovidos en la Línea 3 de Tussam, que conecta Pino Montano y Bellavista y atraviesa San Jerónimo, implican una reducción de su número de paradas para la misma tenga carácter “exprés”, ante lo cual la plataforma social ‘La línea 3 no se toca’ expone que la reforma de dicha ruta implica “la desaparición de 22 de las 24 paradas (de esa línea) que actualmente recorren el barrio” de San Jerónimo.

La reordenación de líneas de Tussam, según los colectivos que conforman esta plataforma, deja “totalmente aislados a los barrios de El Higuerón y La Papachina”, por lo que reclaman cancelar los planes previstos.

NO ES UNA MEDIDA AISLADA

El alcalde, el socialista Juan Espadas, explicaba tras una reciente reunión con vecinos de la zona que la idea inicial contempla convertir dicha ruta en una línea “exprés” como las de Sevilla Este y Pino Montano visto el “éxito” de las mismas, dado su reducido número de paradas y su servicio en horas punta, “complementando” tal extremo con “una revisión y mejor dotación” de las líneas uno, 10 y 13.

Es decir que San Jerónimo ganaría “una línea rápida” con la transformación de la número tres, sin perder “paradas ni servicio” al ser reforzadas las restantes rutas con influencia en dicha zona, con “más autobuses” y expediciones, según el alcalde, quien asegura que el Ayuntamiento y los vecinos alcanzarán “un punto de acuerdo” sobre el futuro de la línea tres. “Intentaremos que la línea 3 tenga más paradas (respecto a las previstas en la reforma inicial), pero no tendrá entonces la velocidad comercial” pretendida para un servicio exprés, exponía el alcalde.