Política

Los servicios sociales de Vitoria atendieron a 32.400 personas en 2020, un 13% de la población total de la ciudad

El Ayuntamiento destina más de 4 millones de euros a ayudas al alquiler o al mantenimiento de viviendas

VITORIA, 10 (EUROPA PRESS)

El departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia del Ayuntamiento de Vitoria atendió el año pasado a 32.447 personas, lo que representa un 13% de la población de la capital alavesa.

La memoria de actividad de esta área del Gobierno municipal, presentada este jueves por el Ayuntamiento, indica que en 2020 los servicios sociales municipales ayudaron a 16.643 familias, un número muy similar al registrado en 2019.

Los causas más habituales por las que familias o ciudadanos individuales requirieron del apoyo de estos servicios fueron los problemas económicos (un 51,5% de los casos), la dificultad para la inserción laboral (28%) y la limitación de la autonomía personal (25%), según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

A su vez, el problema de la vivienda fue la causa de un 9,7% de los requerimientos de apoyo. Para hacer frente a este problema, el departamento de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia destinó cerca de 2 millones de euros de las Ayudas de Emergencia Social (AES) a ayudas para el alquiler de vivienda, suma a la que se añaden otros 2,2 millones de euros en concepto de aportaciones para el mantenimiento de viviendas.

La memoria recoge las medidas de adaptación de los servicios sociales para dar respuesta a la situación de emergencia sociosanitaria generada por la covid-19.

A consecuencia de la pandemia, se reorganizaron recursos sociales -como el Aterpe- para dar cumplimiento a las recomendaciones preventivas de las autoridades sanitarias, y se pusieron en marcha otros como el centro de acogida del frontón de Lakua.

También se reforzó el seguimiento de grupos de población vulnerables. De esa forma, se contactó con 11.530 personas mayores confinadas en sus domicilios para hacerles llegar la ayuda necesaria.

Además, los servicios sociales municipales se mantuvieron activos para garantizar las intervenciones y reforzaron su labor de información, orientación, y seguimiento. A su vez, desde esta área del Consistorio vitoriano se aseguró la cobertura de necesidades básicas y la puesta en marcha urgente de servicios de apoyo a los ciudadanos.