Política

Educación señala que la subida del precio de servicios complementarios “no afectará a familias con 100% de bonificación”

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Educación y Deporte ha propuesto una actualización del precio de los servicios complementarios (aula matinal, comedor escolar y actividades extraescolares) tras “permanecer doce años congelados”. El consejero del ramo, Javier Imbroda, ha informado este jueves en el Parlamento de que la aplicación de esta medida “se hará de forma progresiva durante tres años” y ha asegurado que “ninguna familia necesitada aportará ni un céntimo de euro más”.

Así, para el próximo curso el comedor subiría 20 céntimos al día, cuatro euros al mes, para las familias que no perciban ninguna bonificación, mientras que el aula matinal y las actividades extraescolares pasarían de 15,40 al mes a 16,10, una subida de 70 céntimos al mes. “La Consejería asumirá el 60% del incremento del coste global de la medida”, ha indicado.

Durante su intervención en respuesta a una pregunta planteada por la diputada de Adelante Andalucía Ana Naranjo, Imbroda ha destacado que los precios públicos de los servicios complementarios en Andalucía “se mantienen congelados desde el año 2009”. En el caso de los comedores, el precio permanece desde entonces en 4,38 euros, “uno de los cinco precios más bajos en España”. Además, el consejero ha asegurado que en estos doce años se han ido incrementando los costes salariales, tras la actualización de los convenios sectoriales, y también “se han encarecido las materias primas”.

El titular de Educación y Deporte también ha explicado que esta medida se ha adoptado tras realizar “un importante análisis” de la situación. En este sentido, su departamento ha considerado que “es necesario acomodar los precios públicos a los costes reales que están asumiendo las empresas para poder prestar estos servicios con los requisitos y los niveles de calidad que exige la Administración y que esperan las familias”. A esto hay que sumar, además, que la pandemia ha reducido considerablemente, en torno a un 30-40%, el número de usuarios de los servicios, según ha señalado.

Igualmente, el consejero ha detallado los objetivos fundamentales de esta medida. Por un lado, “garantizar a las familias un servicio de calidad, al retribuirlo de manera acorde a los gastos reales que deben afrontar las empresas”, y, por otro, “garantizar el funcionamiento de los servicios y evitar que no se vuelvan a encontrar comedores cerrados por el abandono de empresas o por falta de concurrencia a las licitaciones por la baja rentabilidad del servicio”.

“Esta actualización del precio no afectaría a las familias que tiene bonificado el 100% del servicio, es decir, 125.000, lo que supone el 40% de los usuarios totales”, ha argumentado. En Andalucía el porcentaje de familias con alguna bonificación en el presente curso escolar es de casi el 65% en el comedor escolar, del 54% en el aula matinal y de más del 46% en actividades complementarias. Las familias no bonificadas son aquellas que perciben más de 32.000 euros en una unidad familiar tipo con dos hijos o con 27.800 euros de ingresos en caso de tres miembros.

“SE ATACA A LA CONCILIACIÓN”

Por su parte, Ana Naranjo ha preguntado a Imbroda por qué las familias trabajadoras “van a tener que pagar de su bolsillo” esta subida de precios, que “repercutirá en miles” de ellas, y le ha instado a “plantearse a cuántas más tendrá que bonificar porque no pueden pagar”. Ha criticado que “no es el momento de realizar esta subida y tampoco la solución”.

Asimismo, la diputada de Adelante Andalucía ha alertado de que “se ataca a la conciliación”, al tiempo que ha afirmado que el modelo de externalización de los comedores escolares “ha fracasado”. “Queremos cocinas ‘in situ’ y buena comida y una gestión directa y pública que garantice las salud de nuestros escolares y la calidad del empleo”, ha concluido.