Política

Borràs no irá a toma de posesión del jefe de la Guardia Civil en Barcelona y acusa al cuerpo de perseguir la desidencia

01 Imagen por Defecto - PoliticaOn

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha declinado asistir a la toma de posesión como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Barcelona del coronel Pedro Antonio Pizarro en Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

Así se lo ha manifestado en una carta enviada a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, donde asegura que como presidenta del Parlament se debe “a las apiraciones legítimas de la ciudadanía del país que defiende el derecho a decidir su futuro político”.

PERSECUCION DE LA DESIDENCIA

“Las imágenes de la violenta actuación de los agentes del cuerpo de la Guardia Civil durante el 1 de octubre de 2017 no se pueden borrar de nuestra memoria colectiva. Soy conocedora de las prácticas que este cuerpo, actuando como ‘policía patriótica’, ha llevado a cabo para perseguir a la disidencia política”, y ha puesto como ejemplo casos como el de Tamara Carrasco, o los miembros de los CDR detenidos en el marco de la operación ‘Judas’.

En la misiva también explica que sí acudirá a la entrega del 53 Premio de Honor de les Lletres Catalanes para seguir apoyando “la lengua y la cultura catalana”, y pide a Cunillera que la actuación del cuerpo policial alcance los standars democráticos que, a su juicio, se espera de una fuerza de seguridad de un Estado miembro de la UE.

También ha rechazado asistir a dicha toma de posesión el secretario cuarto de la Mesa del Parlament, Ruben Wagensberg (ERC): “Es evidente que no iremos. La Guardia Civil es uno de los principales actores de la represión de ayer, hoy y de siempre. Que se vayan”, asegura en un mensaje en su cuenta de Twitter recogido por Europa Press.